Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación para constituir el Parlamento se empantana

Los grupos no alcanzan un acuerdo para el reparto de los puestos de la Mesa

El secretario de organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, y el portavoz parlamentario Mario Jiménez, a su llegada este martes al Parlamento de Andalucía. Ampliar foto
El secretario de organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, y el portavoz parlamentario Mario Jiménez, a su llegada este martes al Parlamento de Andalucía. EFE

A horas de la constitución, este jueves, del Parlamento de Andalucía, las negociaciones entre los cinco grupos (PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida) para elegir la Mesa de la Cámara se encuentran empantanadas. Las reuniones celebradas hasta ahora no han fructificado en un acuerdo institucional para repartirse los siete puestos del órgano de gobierno parlamentario, como siempre ha ocurrido en Andalucía, salvo en la cuarta legislatura (1994-1996). En ese periodo, conocido por el sobrenombre de la pinza, PP e Izquierda Unida sumaban más escaños que el PSOE e impusieron una Mesa presidida por la oposición.

El PSOE no para de recordar esta convulsa etapa parlamentaria, que provocó el adelanto electoral a mitad de mandato. Tras las elecciones del pasado 22 de marzo, los 109 escaños de la asamblea andaluza se reparten del siguiente modo: PSOE, 47; PP, 33; Podemos, 15; Ciudadanos, nueve; e IU, cinco.

Puestos a repartir

- La Mesa del Parlamento de Andalucía está integrada por siete miembros. Según el Reglamento, todos los grupos tienen derecho a tener un representante. También tiene que ser paritaria.

- Según los resultados electorales, al PSOE (47 diputados) le corresponden tres, mientras que a PP (33), Podemos (15), Ciudadanos (nueve) e IU (cinco), uno cada uno.

- El PP pretende que el PSOE le ceda un puesto. Este partido se niega, pero está dispuesto a que ostente la vicepresidencia primera.

Según estos resultados, al PSOE le corresponderían tres de los siete sillones de la Mesa: presidencia, vicepresidencia primera y secretaría primera. Los otros cuatro grupos tendrían un miembro cada uno. Los socialistas no están dispuestos a ceder un puesto en favor del PP (que defiende dos para cada uno), aunque sí el rango de la vicepresidencia y la secretaría, ha asegurado el portavoz del grupo socialista, Mario Jiménez.

Haya acuerdo o no, el PSOE tiene asegurados sus tres representantes porque el sistema de elección le garantiza que salgan los más votados. Aunque fuentes del PP señalan que pueden producirse “sorpresas”, ni Podemos ni Ciudadanos ni IU están dispuestos a protagonizarlas con los populares.

La primera reunión que han celebrado esta mañana durante dos horas y media delegaciones del PSOE y de Podemos para la investidura de la socialista Susana Díaz y la formación de la Mesa de la Cámara ha terminado sin ningún acuerdo concreto. Ese ha sido el resultado de una negociación, aunque las versiones y visión de los interlocutores difieren radicalmente. Así, mientras para el secretario estatal de Organización de Podemos, Sergio Pascual, la cita ha resultado "decepcionante por el enroque en sus posiciones maximalistas del PSOE", la apreciación del diputado electo y portavoz del grupo socialista en la anterior legislatura, Mario Jiménez, ha sido de que "hay voluntad de diálogo de Podemos".

Estas opiniones contrapuestas dicen mucho del punto de partida de cada formación. Podemos quería obtener un sí o un no a sus tres condiciones para la investidura de Susana Díaz: renuncia a sus actas de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE; reducción de asesores y altos cargos en la Administración regional; y retirada progresiva de las cuentas de la Junta de los bancos que han facilitado desahucios de ciudadanos en situación de emergencia social. El PSOE no ha dicho que no a ninguna de ellas pero ha pedido tiempo para tener informes jurídicos y administrativos que las avalen, algo que para Podemos no es comprensible porque solo depende de "la voluntad política" y se puede hacer a golpe de un clic, ha dicho Pascual. "Estamos como estábamos. Nuestra posición es no a la investidura", ha dicho Manuel Garí de Podemos.

Mario Jiménez ha puesto el foco en lo más urgente, como es la elección de la Mesa del Parlamento el próximo jueves. Según Podemos este asunto no se ha abordado en las reuniones y su posición es que cada grupo vote a su candidato en el órgano de gobierno del Parlamento. Jiménez ha dicho que no cree que el PP presente a una maniobra para apoyar con sus votos a un presidente de la Cámara de Podemos, ya que, según él, sería un "regalo" político que abriría un panorama inédito en España, por cuanto tanto el PP como Podemos dicen estar en las antípodas políticas. Podemos cree que le corresponde una de las tres vicepresidencias y no se prestará a ese cambalache. Cree que sería "surrealista" que el PP apoyara un presidente del Parlamento de sus filas.

Respecto a la renuncia a sus actas de Chaves y Griñán, el dirigente socialista ha remitido a un acuerdo "general y universal" para aplicar en todos los casos en los que los aforados resulten imputados y "no por exigencias personales". Jiménez ha negado que su partido mantenga posiciones enrocadas y ha valorado el hecho de que se haya celebrado la reunión con Podemos. "Es obvio que las posiciones maximalistas han desaparecido. Ha habido un encuentro que antes se negaba sino se cumplían una serie de requisitos. Es una evidencia que no hay líneas rojas para negociar", ha dicho en alusión a las tres condiciones señaladas por Podemos para hablar con los socialistas.

La patronal presiona para que se forme Gobierno

ANTONIO J. MORA

“Sensatez y sentido común” para que Andalucía tenga un nuevo Gobierno cuanto antes y no se descuelgue de la recuperación. Este es el mensaje que tanto empresarios como sindicatos y demás colectivos sociales han lanzado, en las últimas semanas, a los partidos políticos que en las pasadas elecciones andaluzas obtuvieron representación parlamentaria. “Necesitamos un Gobierno y necesitamos estabilidad”, ha afirmado el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara.

Tras una reunión con la socialista Susana Díaz, los empresarios han resaltado la necesidad de que la comunidad alcance ya “una estabilidad” que permita poner en marcha “muchísimos” programas y proyectos de inversión, informa Efe. González de Lara ha apelado a la responsabilidad y ha pedido a los partidos que abandonen en estas negociaciones sus intereses partidistas ante la cercanía de las elecciones municipales. “Si luego las vinculamos a las elecciones catalanas y generales perdemos un año, que es el año de la recuperación, y nos podemos encontrar lamentándonos muchísimo de haber desaprovechado oportunidades”, ha asegurado el presidente de la CEA. En estos días, CC OO y UGT también han puesto el foco en la necesidad de “no perder ni un solo minuto” para luchar contra el paro.

Más información