Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secreto del cuartel

La asociación Entorno Conde Duque nace para potenciar la cultura en un barrio que disfruta de una intensa oferta de ocio. El festival Symphonos 15 es su puesta de largo

El Museo Abc (en la imagen, su patio interior visto desde la cafetería) es uno de los integrantes de Entorno Conde Duque. Ampliar foto
El Museo Abc (en la imagen, su patio interior visto desde la cafetería) es uno de los integrantes de Entorno Conde Duque.

Seguro que el rey Felipe V nunca imaginó, cuando mandó construir en 1717 el cuartel del Conde Duque para albergar a sus Guardias de Corps, que este enorme y recio complejo barroco acabaría siendo utilizado para una cosa tan alejada de los férreos rigores militares como es la cultura.

La historia da muchas vueltas, como también las ha dado la de este centro cultural que, tras una profunda remodelación, entre 2006 y 2011, y un periodo de clamorosa inactividad, vuelve a agitarse a muy buen ritmo. El barrio acompaña, una zona céntrica, a tiro de piedra de todas partes, pero envuelta en una burbuja de tranquilidad que la aleja de las zonas de paso y, aun así, la mantiene llena de ofertas culturales o de ocio en forma de galerías de arte, tiendecitas modernas, restaurantes heterodoxos o museos como el Abc de ilustración.

El patio del cuartel de Conde Duque y, al fondo, los tejados del barrio. ampliar foto
El patio del cuartel de Conde Duque y, al fondo, los tejados del barrio.

Ahora, el tejido cultural de la zona se ha unido constituyendo la iniciativa Entorno Conde Duque, para arrimar el hombro y darle esplendor a este puñado de calles empinadas y plazas recoletas. Su puesta de largo es el festival Symphonos15, que se celebrará del 13 al 19 de abril. Se centra en lo musical y nos llevará cien años atrás, a 1915.

Entorno Conde Duque agrupa a diversas iniciativas culturales, como el Centro Cultural Conde Duque, el Museo Abc y el Museo Cerralbo, las galerías Twin Gallery, La New Gallery, Blanca Berlín y Movart, el Conservatorio Amaniel, la Biblioteca Musical Víctor Espinós, la Escuela de Música Creativa y la Escuela Superior de Canto o los cines Renoir. Aunque algunos están fuera geográficamente de Conde Duque —como Música Creativa, el Cerralbo o los Renoir—, otros lazos los vinculan.

El festival Symphonos15

  • El Madrid de Méndez Bringa. El espectáculo de la ilustración. Exposición en el Museo Abc.
  • La música en Madrid en torno a 1915. Exposición en la Biblioteca Musical Víctor Espinós.
  • El Terrible Pérez más El Madrid musical de principios del siglo XX. Exposición en la Escuela Superior de Canto.
  • 1915-2015, una relectura del siglo, en las galerías del barrio.
  • Visita guiada y aperitivo de teatro musical, en el Museo Cerralbo, los días 16 y 18.
  • Conferencia Cantada. Olga María Ramos, cuplé y chotis, en el Museo Abc, el 14.
  • Jazz, los años dorados. Concierto vermut en el Auditorio de Música Creativa, el día 18.
  • Conciertos en el Conservatorio Amaniel, los días 16, 17 y 18.
  • Sports-Divertissement de Erik Satie. Sonatas para violín solo, op. 27, de Eugène Ysaye. Concierto en la Biblioteca Musical Víctor Espinós.
  • 'The Tramp', de Charles Chaplin, con música en directo, en los cines Renoir, el día 14.

“En los últimos años hemos observado un incremento de la actividad no solo de ocio, sino también cultural”, explica Inmaculada Corcho, directora del Museo Abc. “La vecina Malasaña tiene una identidad muy fuerte, y nosotros queremos potenciar la nuestra”.

El Museo Abc, dedicado a la ilustración, lleva abierto solo cinco años, pero también es historia del barrio: se levanta en parte de lo que fue la primera fábrica de cerveza Mahou, abierta en 1891, cuyas latas y botellines siguen levantando el ánimo a los madrileños. Actualmente alberga exposiciones de Fernando Vicente o Narciso Menéndez Bringa, que, por cierto, estabavivo en 1915, el año que se recuerda en el Symphonos.

Y es que son varias las razones para el festival: por un lado, la fuerte presencia musical en la asociación, por otro el año 1915, hace un siglo, en el que se celebraron el primer concierto de la Sociedad Nacional de Música, el primero de la Orquesta Filarmónica de Madrid y el estreno, el 15 de abril, del Amor Brujo de Falla en el Teatro Lara (donde, por cierto, el miércoles se presentarán los actos que durante todo el año conmemorarán el centenario, organizados por la Fundación Archivo Manuel de Falla).

“Aunque los miembros de la asociación llevamos coordinándonos hace tiempo, queríamos tener un gran hito conjunto, y estas efemérides nos permiten jugar con la música y la fecha de fundación de la asociación”, explica Silvia Pescador, directora de Comunicación de Música Creativa.

Dos de las tiendas de la calle Noviciado, una de las más populares del barrio de Conde Duque. ampliar foto
Dos de las tiendas de la calle Noviciado, una de las más populares del barrio de Conde Duque.

Durante Symphonos15 habrá exposiciones, conciertos de jazz y clásica, conferencias cantadas o la proyección de The Tramp, de Charles Chaplin, en los Renoir, con música en directo. “Conde Duque es una zona muy singular de la ciudad, que mira hacia atrás la historia de Madrid, pero también hacia el futuro, donde convive gente mayor con gente joven y se mezcla lo tradicional con lo nuevo”, explica Concha Hernández, coordinadora de actividades del Centro Cultural Conde Duque. Hernández está imprimiéndole nuevos bríos al mastodonte cultural, enfocándose en temas como los jóvenes, las mujeres o la danza, siempre tratando de dar cabida a lo que no la tiene en otros lugares. En sus salas de ensayo tienen residencia proyectos como La Joven Compañía, una compañía teatral de menores de 25 años tutelados por profesionales de trayectoria, o el colectivo Coreógrafos en Comunidad, que ofrecen ensayos abiertos al público.

Además, son frecuentes los festivales que tratan de seguir los acontecimientos temporales —“al compás de la ciudad”, según Hernández—. Por ejemplo, el festival dedicado a la mujer Ellas crean transcurre durante marzo, cuando es el Día de la Mujer; el festival El viaje y sus culturas, en febrero, coincidiendo con Fitur. En abril se celebra, al tiempo que la Semana del Libro, el festival Quijote y música, y en mayo, para el Día del Trabajo, preparan uno sobre la cultura del trabajo. El complejo también alberga al recién reabierto Museo de Arte Contemporáneo y las bibliotecas, el archivo y la hemeroteca municipales.

Una de las obras del colombiano Álvaro Catalán de Ocón, que se exhiben en el antiguo Cuartel del Conde Duque. ampliar foto
Una de las obras del colombiano Álvaro Catalán de Ocón, que se exhiben en el antiguo Cuartel del Conde Duque.

Aparte de lo apolíneo de la cultura, al barrio tampoco le falta lo dionisíaco, en forma de bares, restaurantes y tiendas. “Este barrio es el más desconocido del centro, frente a otros como Chueca, Latina o Malasaña, está menos masificado y se orienta a un público de 30 años en adelante, pero ha sufrido mucho con la crisis”, explica Roberto Rey, presidente de la Asociación de Hosteleros de Conde Duque, que agrupa a 60 establecimientos, y propietario de la sala Tempo.

La Asociación, que ha organizado conciertos en el Centro Cultural y semanas del vino o rutas de la tapa, ahora planea organizar unas fiestas del barrio. “La remodelación de la plaza de España y la creación de cuatro hoteles nos vendrán muy bien para revitalizar la zona. Lo que necesitaríamos, además, es un paso de cebra en la zona de escaleras que dan acceso al barrio por la calle Princesa, para facilitar el paso de los peatones”, cuenta.

En el barrio conviven bares musicales como el Siroco, Moloko o Café La Palma, con restaurantes como el Gabriel, María Bonita, Crumb o La Lata de Sardinas; cafeterías como El Jardín Secreto, Olive, Café Moderno, Federal o Café sin nombre, además de infinidad de tabernas o tascas tradicionales como El Chorrillo o Casa Candi, cuyo dueño, de pintoresca personalidad, es muy conocido en la zona.

Las tiendas con personalidad, como Radio City, que vende discos, o Sportivo, Polar o Duke (las tres de ropa), también abundan. En la calle Noviciado hay unas casitas destartaladas, como sacadas de un pueblo, en las que se afincan la marca peSeta, las bicicletas de Ciclos Noviciado o el estudio de artistas NOV 9, donde tienen sede Eltono, Luciano Suárez, 3ttman o Spok, entre otros. “Dice la leyenda que en este sitio había puticlubs en la época de Goya, cerca de donde estaban las novicias”, cuenta Jaime Sevilla, miembro de peSeta. “La actividad en el barrio ha ido en aumento y para bien. Pero una cosa buena es que aquí convive gente de todas las edades (recuerda más a Chamberí que a Malasaña), y mercerías o pescaderías tradicionales con comercios más modernos. Con este tejido, no creo que corra riesgo de gentrificación”.

Toda la programación de Symphonos15 se encuentra en www.entornocondeduque.es

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram