Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Auditori gana público y más ingresos

La ampliación de la oferta propia y ciclos atrae nuevos espectadores

Cambio de tendencia en el Auditori de Barcelona. Tras varios años de caída de público y de ingresos, 2014 se ha cerrado con mejores cifras tanto de público como de ingresos, lo que ha tenido otro efecto colateral: se ha reducido el déficit de 1,6 millones de euros al cierre de 2013 a 611.000 de 2014.

La nueva programación y, sobre todo, la ampliación de la misma para captar más público y más joven que diseñaron el director del Auditori, Joaquim Garrigosa, y el gerente Valentí Oviedo, está dando buen resultado a la luz de las cifras facilitadas por el equipamiento. 320.000 personas asistieron a los conciertos programados por el Auditori en 2014, un 11% más respecto a 2013. A más público, más ingresos y 2014 se cerró con 3,6 millones de euros, un 11% más que el año anterior.

La programación que se estrenó a partir de septiembre pasado —el arranque de la temporada 2014/2015 — ha sido la que ha tenido más tirón: como los ciclos de música antigua, de cámara, Amplificats, Samper Series y los Afters. Una ampliación de actividad, bajo el título de Auditori +, que supuso incrementar los conciertos, 60 más que en 2013. Los números también son positivos en cuanto a los conciertos de la Orquesta Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) con un incremento de un 3% de público y un 11%,8% de ingresos, algo que el Auditori justifica por la reducción de las invitaciones.

Los responsables del equipamiento municipal apuntan a que el arranque de la temporada actual —2014/2015— ha sido mucho mejor que el mismo periodo de la anterior: de octubre de 2014 a febrero de 2015 el público ha crecido en un 20%. La programación de más conciertos también se ha notado en taquilla con un aumento de un 16% en comparación con los cinco primeros meses de la temporada 2013/2014.

El Auditori también está mejorando la actividad del Servicio Educativo —un eje fundamental de su razón de ser— y cerró 2014 superando los 126.000 espectadores, un 13% más de los que tuvo en 2013. Los responsables del Auditori consideran que los mejores resultados del año pasado en conjunto y del arranque de la temporada, en particular, están directamente relacionados con la buena acogida de la diversificación y ampliación de los estilos musicales que ha atraído a un público que, muy probablemente, poco tenía que ver con la programación de música sinfónica y que, por eso mismo, no se acercaba al Auditori. Uno de los ejemplos ha sido la buena aceptación del ciclo de Viking Music BCN, una selección de músicos escandinavos programados en seis conciertos, que está llenando las salas. Una apuesta que persigue, también, ampliar las posibilidades que tiene un edificio que está a un paso de la nueva plaza de las Glòries.