La estación de Altza abrirá en el segundo semestre de 2016

El presupuesto de la terminal ronda los 35 millones de euros

Vista del estado de las obras de la estación de Altza del metro de Donostialdea.
Vista del estado de las obras de la estación de Altza del metro de Donostialdea.JAVIER HERNÁNDEZ

Las obras de la nueva estación de Altza del Metro de Donostialdea, que dará servicio a cerca de 15.000 vecinos de este barrio alto de San Sebastián, avanzan "a muy buen ritmo", por lo que estará en funcionamiento en el segundo semestre de 2016. Así lo ha confirmado hoy la consejera vasca de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, quien, junto al lehendakari, Iñigo Urkullu, ha visitado esta mañana las obras de esa futura terminal de Eusko Tren, en el tramo Herrera-Altza, cuyo presupuesto ronda los 35 millones de euros, informa Efe.

La concejal de Infraestructuras y Servicios del Ayuntamiento de San Sebastián, Nora Galparsoro, junto a otros miembros del gobierno municipal de Bildu, así como los directores generales de Eusko Tren y de Eusko Trenbide Sarea (ETS) han sido otras de las autoridades que han participado en la visita a las obras.

La caverna que acogerá la nueva estación, a la que los visitantes han accedido tras recorrer unos 600 metros de túnel, está totalmente revestida de hormigón, mientras que los andenes y los cuartos técnicos están en ejecución, al igual que la colocación de las vigas que sostendrán las mezzaninas de los vestíbulos de acceso.

Al actual ritmo en que discurren los trabajos, estarán terminados durante la segunda mitad del año que viene, ha asegurado Oregi, quien ha recordado que las obras de mejora del Metro de Donostialdea en el tramo Altza-Herrera se suman a las ya ejecutadas en los de Loiola-Herrera, Fandería-Oiartzun y Lasarte-Añorga-Errekalde.

El Gobierno vasco, ha dicho, "trabaja también en la conexión hasta Galtzaraborda", en concreto en el proyecto constructivo desde Altza a Galtzaraborda pasando por Pasai Antxo, donde se prevén otras dos nuevas estaciones, si bien Oregi ha asegurado que "todavía no se puede avanzar" una previsión de plazos.

En cuanto a la pasante subterránea por el centro de San Sebastián, la que eliminaría el actual fondo de saco de la estación de Amara y daría servicio a la zona de las universidades y Benta Berri, la consejera ha subrayado que su departamento "trabaja en el estudio informativo y también en todos los permisos necesarios".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ha añadido que el ejecutivo de Urkullu trabaja asimismo "en la concertación institucional que planteó desde el principio de la legislatura", por lo que "está haciendo el seguimiento, tanto con el Ayuntamiento como con la Diputación de Gipuzkoa, de todos los pasos que se van dando". "En la medida en que se vaya terminando ese estudio informativo, pasaremos a las fases de proyecto constructivo y a la definición de créditos, obras, etcétera", ha señalado.

Respecto a las fechas previstas para la pasante del metro por el centro de la capital donostiarra, la consejera se ha limitado a señalar que el ejecutivo vasco trabaja "con el horizonte" de que esté en servicio en el año 2020.

El tramo Herrera-Altza de la línea de Eusko Tren conocida como El Topo tiene 1.040 metros de longitud que discurren bajo tierra, una variante ferroviaria que comienza con una prolongación de la actual estación de Herrera y termina bajo el paseo Félix Iranzo. Allí se ubicará la futura terminal, que contará con dos vestíbulos y dos cañones de acceso que saldrán al paseo de Larratxo y a Santa Bárbara, por lo que se calcula en unas 5.500 personas las que tendrán a menos de cinco minutos de sus hogares la nueva infraestructura y otras 8.800, a menos de diez.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS