El PP propone 41 cambios en la ley de carreteras que aprobó en 2013

El PSOE considera la reforma “una enmienda a la totalidad”

La actual ley de carreteras de Galicia, que entró en vigor en septiembre de 2013 tras aprobarla en solitario el PP, no tiene suficiente “seguridad jurídica”, admitió ayer el portavoz popular en el Parlamento de Galicia, Pedro Puy. Por ello, su grupo acaba de presentar una proposición de ley en la que propone 41 cambios en 22 de los 86 artículos y disposiciones adicionales de la norma, lo que el PSdeG considera una “enmienda a la totalidad”.

 Según Puy, “tras estos meses de aplicación” de la ley, los populares tuvieron conocimiento de “determinadas cuestiones que sería conveniente corregir, matizar o mejorar para optimizar la seguridad jurídica y la posibilidad de actuar de una forma más predecible por parte de las administraciones”. El portavoz popular rechazó las críticas socialistas y justificó que “existe controversia con los ayuntamientos en relación con las instalaciones temporales que afectan a las travesías urbanas”, como las terrazas, “y lo que se hace es precisar los mecanismos que faciliten esta actividad”. La reforma que plantea ahora el PP a los 18 meses de la entrada en vigor de la norma, destacó Puy, también incluye como infracciones los vertidos en los arcenes y “simplifica algunos procedimientos administrativos, como la actualización de los catálogos de carreteras e inventarios de travesías, para evitar que se incurra en procedimientos sancionadores fomentando el restablecimiento voluntario”.

El portavoz de Infraestructuras del grupo parlamentario socialista, Raúl Fernández, criticó que el PP “sigue dando bandazos” en esta Consellería, cuyo balance calificó de “patético” y “reflejo del Gobierno: provisionalidad, interinidad y rectificación”, informa Europa Press. Fernández destacó que por ese departamento han pasado “dos conselleiros, dos presidentes de Sogama, dos directores generales de la Axencia Galega de Infraestruturas, dos presidentes de Augas de Galicia y tiene una secretaria general de Urbanismo imputada”.

El socialista recordó que durante la tramitación de la ley, en 2013, los populares solo aceptaron ocho de las 177 enmiendas presentadas por toda la oposición y contrapuso esa cifra con los 41 cambios que proponen ahora. Fernández también criticó que al partir la reforma del grupo parlamentario y no del Gobierno gallego se “esquivan” los informes preceptivos y las alegaciones que debería recabar la Xunta si llevase ella la iniciativa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS