Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubio Llorente urge a la reforma constitucional “asimétrica”

El exvicepresidente del TC considera que las elecciones del 27-S serán la derrota del independentismo por cómo se han diseñado

Francisco Rubio Llorente, en el centro, durante el debate.
Francisco Rubio Llorente, en el centro, durante el debate.

Francisco Rubio Llorente, exvicepresidente del Tribunal Constitucional, urgió ayer a reformar la Constitución “por más de una razón, no solo por la incomodidad de la cuestión catalana” y abogó porque la modificación sea “asimétrica”. “España es una nación de naciones en la que hay identidades distintas”, dijo, y abogó por encontrar un equilibrio entre pertenencia y reconocimiento para no quebrar la línea histórica que se inició con la Constitución de Cádiz de 1812.

Rubio Llorente, que también fue presidente del Consejo de Estado, moderó en Barcelona un debate organizado por la asociación Tercera Vía: diálogo y acuerdo, en el que volvió a reclamar un “referéndum consultivo” en Cataluña que sirva de inicio de la reforma constitucional. En su opinión, lo que está en debate es “un problema español, no catalán”, aunque la reforma no deber ser solo sobre la organización territorial.

En otro momento Rubio Llorente se expresó sin tapujos sobre la situación política catalana. Así, vaticinó que las llamadas elecciones plebiscitarias del 27 de septiembre “conducirán a la derrota de la opción independentista” por cómo “han sido diseñadas” y desveló que Jordi Pujol le confesó que se había visto “arrastrado por la ola independentista”. La tendencia a la homogeneización de competencias en las autonomías fue rechazada por Rubio Llorente, al igual que calificó de “escandaloso” el cupo vasco y navarro por la forma en cómo se calcula.

En el que mismo debate intervino también el exministro Francisco Caamaño, quien destacó que en España se ha confundido la desigualdad con la diferencia” y se mostró contrario al reconocimiento de Cataluña con una disposición adicional en la Constitución, como propone Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. Por su parte, el catedrático de derecho constitucional Manuel Gerpe insistió en que “no se trata de convencer a los secesionistas, sino de buscar una alternativa”. En esa línea propuso recuperar el Estatut que salió del Parlament como punto de partida para la negociación.

Finalmente, el también constitucionalista Eliseo Aja, sugirió la existencia de dos niveles competenciales, a la vista de que algunas comunidades han expresado su deseo de no gestionar determinadas competencias.