Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La destitución de Gómez inquieta al PP, que le quería de candidato del PSM

En las elecciones europeas los socialistas lograron su peor resultado histórico

Esperanza Aguirre llega al comité ejecutivo del PP celebrado ayer en la calle Génova. Ampliar foto
Esperanza Aguirre llega al comité ejecutivo del PP celebrado ayer en la calle Génova.

En su noche más oscura, un periodo que abarca de diciembre de 2013 a enero de 2014 en una legislatura marcada por el recorte de 4.000 millones de euros, el fiasco de Eurovegas y el polémico intento de privatización de la gestión de seis hospitales de la red pública, el PP de Madrid se aferró a su “único consuelo”: que Tomás Gómez fuera el líder del PSM. “Ese momento fue, de largo, el peor. La marea perfecta: todo lo que nos podía salir mal, salió mal. Si enfrente hubiéramos tenido a otro rival, da igual quién, que hubiera sabido sacar provecho de la situación, el PSOE nos habría destrozado. Por suerte, estaba Tomás... Cosa que ya no podemos decir”, reconoce un alto cargo de la Comunidad de Madrid. “Dios aprieta pero no ahoga, como nos demuestra cada día con Tomás Gómez”, resume un consejero.

“Le deseo que su partido le deje llegar a mayo”, afirmó en diciembre González

El PP de Madrid nunca escondió su agrado con Gómez como líder del principal partido de la oposición. El perfil bajo de sus diputados en el pleno del pasado jueves, al que Gómez no acudió, resumió la preocupación en la bancada popular, que no hizo sangre con la defenestración del ex secretario general de los socialistas madrileños. En las siete horas y media que duró la sesión, apenas hubo una decena de menciones al ex secretario general del PSM. Lucía Figar, consejera de Educación, Juventud y Deporte, resumió como nadie el sentir del PP. “Este grupo y esta bancada no sienten ninguna alegría por la destitución de Tomás Gómez; todo lo contrario, señoría”, replicó a Eusebio González Jabonero. “Si a alguien comprendo es a toda esa ciudadanía que hoy percibe el futuro con más incertidumbre porque mi compañero Tomás no esté en este pleno”, había pronunciado minutos antes el diputado socialista, muy vinculado a Gómez. Salvo algún comentario aislado más, los diputados socialistas optaron por el silencio.

“No sentimos ninguna alegría, todo lo contrario”, dijo Figar el jueves

El PP tampoco incidió en su momento en el resultado del PSOE en la Comunidad de Madrid en las europeas de mayo de 2014, con menos del 19% de votos, el peor de su historia, “temeroso” de la debilidad de Gómez, asienten en el grupo parlamentario popular, formado por 72 de los 129 diputados de la Cámara regional. Incluso las habituales críticas a la gestión municipal del exalcalde de Parla pasaron a un segundo plano. “Ahora, directamente, han desaparecido”, concluye un relevante diputado socialista que pertenecía a la Ejecutiva regional de Gómez.

El exlíder del PSM, visto por el PP

  • Esperanza Aguirre: “Tomás [Gómez] es de lo mejor que nos ha pasado”.
  • Ignacio González: “Usted [a Tomás Gómez, en un pleno regional en febrero de 2014] quiere que yo me vaya, y lo entiendo, porque nosotros estamos dando la vuelta. Nosotros queremos que usted se quede, piense usted por qué. ¡Piense usted por qué, señoría! ¡Piense usted por qué!”.
  • Salvador Victoria: “No ha confirmado su asistencia [a la Convención Nacional del PP de 2014] Tomás Gómez, uno de los grandes activos del PP”.
  • Ignacio González: “Le deseo [al exsecretario general del PSM en diciembre, en el último pleno regional del año] que su partido le deje llegar a mayo. Esa es la diferencia entre usted y yo: yo quiero que usted se quede y usted siempre quiere que yo me vaya”.
  • Lucía Figar: "Este grupo [en el pleno del pasado jueves] y esta bancada no sienten ninguna alegría por la destitución de Tomás Gómez; todo lo contrario".

Hasta su caída, los responsables del PP dejaron todo tipo de muestras del alivio que les suponía contar con Gómez como contrincante. Quizás la más efusiva fue Esperanza Aguirre. “Tomás es de lo mejor que nos ha pasado”, afirmaba a principios del año pasado. Incluso bromeaba que el referente del socialismo madrileño era “un militante de la agrupación popular de Chamartín”. En esa línea, Pablo Cavero, consejero de Transportes de Madrid, aseguraba en la última semana de enero de 2014 que Gómez era uno de “los principales activos” del PP. Días después, Salvador Victoria, número dos de González, dijo lo siguiente, preguntado por la ausencia de José María Aznar de la Convención Nacional del PP: “Se va de viaje… El que tampoco ha confirmado su asistencia es Tomás Gómez, uno de los grandes activos del PP”.

Por esas fechas, en plena campaña de recuperación del Partido Popular, los ataques a Gómez se reprodujeron con especial fiereza. Con Ignacio González a la cabeza: “Usted quiere que yo me vaya, y lo entiendo, porque nosotros estamos dando la vuelta. Nosotros queremos que usted se quede, piense usted por qué. ¡Piense usted por qué, señoría! ¡Piense usted por qué!”, le replicó en un pleno autonómico de aquel mes. No fue un momento excepcional. “Le deseo que su partido le deje llegar a mayo. Esa es la diferencia entre usted y yo: yo quiero que usted se quede y usted siempre quiere que yo me vaya”, le dedicó González a Gómez en el último pleno del año.

Diputados del PP y del PSOE recuerdan también cómo González aprovechó las contradicciones en el discurso de Gómez en el debate del estado de la región celebrado en septiembre. En sus ocho años al frente del PSM, Gómez defendió la supresión del impuesto de patrimonio, se mostró partidario de que hubiera un 14% de inversión privada en la sanidad “para dar un servicio de calidad”, privatizó decenas de servicios como alcalde de Parla, etcétera. Como dijo Gregorio Gordo, portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, a Gómez “solo le faltó privatizar la alcaldía” en su etapa de regidor. “A partir de ahora el PSOE se ahorrará esas réplicas”, zanjan en la gestora encargada de la transición en el PSM.

González: “Sé lo mismo que ayer”

Casi una semana después de la destitución de Gómez como secretario general del PSM, el PP sigue digiriendo la “pérdida” que supone para sus intereses en Madrid el cambio del candidato socialista en las autonómicas del 24 de mayo. Mientras a Ferraz le beneficia que PP, IU, Podemos y Ciudadanos sigan sin candidatos, la destitución de Gómez contribuye a alimentar aún más el suspense sobre el futuro de Ignacio González.

El presidente de Madrid es el único que se ha postulado, en repetidas ocasiones, para encabezar las listas regionales. Pero no ha encontrado una respuesta clara de Génova, más bien el silencio. Tras la reunión celebrada ayer por el comité ejecutivo del PP, González declaró: “Sé lo mismo que sabía ayer”. Y todo apunta a que Mariano Rajoy no se pronunciará, como mínimo, mientras prosiga la crisis abierta en el PSM, donde esperan cerrar al final de la semana quién será el candidato regional. En principio, el mejor situado es Ángel Gabilondo. “¿Para qué quitarle el foco informativo al PSOE ahora? Lo más lógico es esperar en estos momentos. Ahora sí hay una razón de peso para hacerlo”, reconocen en el PP madrileño.

En el cónclave de ayer del Comité Ejecutivo del PP, Rajoy ahondó en esa idea. “Espero cerrar lo importante tranquilamente. Ya vemos lo que les está ocurriendo a otros”, aseguró el presidente del Gobierno y del PP sobre la elección de los candidatos autonómicos que tiene pendientes. “¿Qué retraso? No hay ningún retraso”, manifestó Esperanza Aguirre. La presidenta del PP madrileño y aspirante a la alcaldía de Madrid subrayó que Rajoy “siempre” ha nombrado los candidatos en marzo.

Rajoy sí confirmó el pasado viernes las candidaturas de María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha), Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Luisa Fernanda Rudí (Aragón) y Juan Ignacio Diego (Cantabria). La semana anterior ratificó a Juan Manuel Moreno (Andalucía) y José Antonio Monago (Extremadura). Todos repiten, salvo Moreno, que debuta como candidato. “Tomás era el 50% de la candidatura del PP”, sentencia un dirigente autonómico popular.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información