Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz resiste el auge de Podemos pero necesitará pactar para gobernar

El PSOE andaluz ganaría las elecciones del 22-M con una ventaja de 6,1 puntos sobre el PP

El partido de Pablo Iglesias lograría el tercer puesto por encima de IU

Díaz resiste el auge de Podemos pero necesitará pactar para gobernar pulsa en la foto

Las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo, la primera de las cuatro citas con las urnas que habrá en 2015, pueden dar un respiro al PSOE, partido asediado por el auge de Podemos e inmerso en una crisis tras la disolución de su dirección regional en Madrid. Los socialistas ganarían las elecciones autonómicas con una ventaja de 6,1 puntos sobre el PP, según el Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) de la Universidad de Granada. De esta manera, el partido que dirige Susana Díaz recuperaría la hegemonía en esta comunidad, que perdió en los comicios de 2012 frente al PP que entonces presidía Javier Arenas.

Según la estimación de voto de la encuesta, los socialistas obtendrán en las próximas elecciones andaluzas el 35,2% de los sufragios, por un 29,1% el PP que encabeza Juan Manuel Moreno Bonilla. Podemos, a tenor del estudio de la Universidad de Granada, referencia en los sondeos electorales de Andalucía, irrumpiría con fuerza en el Parlamento autónomo. Teresa Rodríguez, candidata del partido que capitanea Pablo Iglesias, obtendría el 14,9% de los votos. A la cuarta posición caería Izquierda Unida, cuyo candidato, Antonio Maíllo, lograría el 8,4% de los sufragios. Ya a mucha distancia quedarían Ciudadanos, con un 4,6%, y UPyD, con un 3,1% de los votos.

Pese a ser tercera fuerza, Podemos logra un enorme avance desde el anterior Egopa, el pasado verano, cuando obtenía solo seis puntos. También es llamativa la irrupción de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que no aparecía en el sondeo anterior.

La encuesta, conocida cuando quedan cinco semanas para los comicios, no hace atribución de escaños, pero todo apunta a que con estos resultados habría una Cámara andaluza fragmentada en la que el PSOE no tendría mayoría absoluta. Díaz tendría que llegar a un acuerdo de coalición con otra fuerza o lograr su investidura con una mayoría simple y gobernar con pactos puntuales. La candidata socialista ya ha dicho que no pactará ni con el PP ni con Podemos, por lo que la principal alternativa para un hipotético Gobierno de coalición sería la reedición de un acuerdo con IU, siempre que entre los dos sumen 55 escaños, umbral de la mayoría absoluta. No obstante, esta hipótesis es hoy complicada por la desconfianza entre PSOE e IU tras romper Díaz el anterior Gobierno de coalición. Además, hay otro factor que juega en contra de las alianzas. El nuevo Parlamento andaluz se constituirá el 16 de abril, en vísperas de la precampaña de las elecciones municipales del 24 de mayo.

La irrupción de Podemos haría que PSOE, PP e IU obtuvieran peores resultados que en las elecciones de 2012. Así, pese a recuperar la mayoría, el PSOE caería 4,3 puntos respecto a las últimas elecciones, en las que logró el 39,5% de los votos. Más acentuada es la caída del PP, que perdería 11,5 puntos. IU, por su parte, bajaría tres puntos.

Carmen Ortega, directora del Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral (Cadpea), dependiente de la Universidad de Granada, subrayó que los resultados demuestran un “desgaste evidente” del bipartidismo, pero no un “cambio total”.

»Intención de voto. En intención directa de voto, es decir, lo que el encuestado dice que votaría, sin pasar por la cocina, el PSOE obtendría en las elecciones andaluzas el 23,1% de los votos; seguido por el PP (14,7%); Podemos (13,6%) e IU (7,4%). En el sondeo también se pregunta por intención de voto ante unas elecciones generales y hay cambios importantes. Así, el PSOE seguiría como primera fuerza, pero solo con el 20,6%. Podemos le pisaría los talones y se convertiría en segunda fuerza, con el 17,8%. El PP, según la encuesta, caería al tercer puesto (17,4%) e IU seguiría en el cuarto (5,6%).

Entre la solidez y la cocina

Los partidos esperaban desde hace días la encuesta de la Universidad de Granada, que hace estudios semestrales que se han convertido en un termómetro de la comunidad. El adelanto electoral ha incrementado la incertidumbre en todas las formaciones, que tras configurar las listas están afinando ya la campaña electoral para las elecciones del 22 de marzo. Los socialistas han recalcado que vuelven a ser la primera fuerza en Andalucía, puesto del que fueron apeados por el PP en las elecciones de 2012. Javier Arenas consiguió ganar por primera vez unas elecciones autonómicas, pero se quedó lejos de la mayoría absoluta, lo que abrió el camino para el Gobierno de coalición de PSOE e IU.

“El PSOE es el único partido que puede garantizar un Gobierno sólido y fuerte”, ha afirmado el secretario de Organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, en uno de los mensajes que van a ser clave de la campaña de Susana Díaz.

El Partido Popular ha optado por intentar desacreditar la encuesta del centro universitario. Su secretaria general, Dolores López Gabarro, ha acusado a Díaz de poner “a funcionar la cocina ante la evidencia de que hay un empate técnico” entre los dos partidos. La dirigente popular ha asegurado que su partido dispone de encuestas que dan por hecho ese empate.

El líder de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, ha recordado que hace tres años los sondeos le daban poco más de seis puntos y que cuando llegaron las urnas obtuvieron más del 11% de los sufragios. “Hay mucho partido por jugar”, ha dicho Maíllo. Teresa Rodríguez, la candidata de Podemos, ha hecho hincapié en el crecimiento de nueve puntos que ha tenido su formación desde la anterior encuesta (de seis a casi 15 puntos). “El PSOE tiene razones para preocuparse”, ha añadido.

»Valoración de líderes. Todos los candidatos se estrenan en las elecciones del 22-M. La presidenta andaluza y aspirante socialista, Susana Díaz, es la dirigente autonómica más conocida (86,3%) y valorada, con un cinco. Díaz es la única política andaluza que aprueba, aunque su valoración ha caído cuatro décimas respecto al anterior Egopa, el pasado verano. Moreno Bonilla, candidato del PP, es el segundo líder más conocido (45,6%), pero suspende con un 3,7. El líder de IU, Antonio Maíllo, es conocido por el 36% y logra una nota de 3,9. En la encuesta, que se hizo entre el 8 y el 31 de enero, no se pregunta por Teresa Rodríguez, candidata de Podemos, que fue elegida en primarias el pasado domingo. En cuanto a los líderes nacionales, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, es el más conocido (99,8%), pero el peor valorado (3,3). Pablo Iglesias es el segundo más conocido (96,1) y también el segundo peor valorado (3,7). El líder del PSOE, Pedro Sánchez, es conocido por el 85,8% de los encuestados y aprueba con un cinco. La mejor nota la obtiene Albert Rivera (un 5,3), con un 51,4% de conocimiento.

»Problemas. El desempleo es el principal problema para los andaluces, en una comunidad que tiene una de las tasas de paro más altas de España (34,23%). El 88,5% de los encuestados menciona el paro como uno de los problemas de la comunidad. Como segundo problema, los andaluces sitúan la corrupción (el 48,8%). En los últimos cuatro años, coincidiendo con el fraude de los ERE, se ha disparado este problema. En el último Egopa de 2010 (poco antes de que empezase la investigación judicial del caso), solo el 10,2% mencionaba la corrupción como un problema.

Más información