El Tribunal Superior ratifica el procesamiento de Pachi Vázquez

Los documentos entregados por el exlíder socialista, según el TSXG, no disipan las sospechas de que enchufó a 37 personas en O Carballiño

El anterior secretario general de PSdeG y diputado en el Parlamento gallego, Pachi Vázquez, seguirá baja sospecha de haber incurrido en un delito de prevaricación continuada por la contratación presuntamente irregular de 37 personas durante la década —entre 1995 y 2005— en la que fue alcalde de la localidad ourensana de O Carballiño. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) comunicó este miércoles la ratificación del procesamiento del actual parlamentario socialista tras rechazar su recurso y no encontrar elementos nuevos en la abultada documentación que Pachi Vázquez presentó la semana pasada con ánimo de quedar exculpado de cualquier irregularidad.

 En contra de lo que esperaba el exlíder de los socialistas gallegos con esos papeles —que, según él, no quiso o no pudo proporcionar a la justicia el Ayuntamiento de O Carballiño, ahora gobernado por el PP—, el alto tribunal gallego afirma que, aun a falta de autentificar las fotocopias entregadas, los documentos no prueban que las 37 personas contratadas hubiesen pasado un proceso abierto de selección de personal. En el auto en el que rechaza el recurso del acusado, el TSXG insiste en detallar que la documentación aportada es confusa o insuficiente para demostrar que esos contratos no se hicieron a dedo.

“Tengo la sensación de que esto está predeterminado y el daño que se me hace es irreparable", denunció el diputado al enterarse de la resolución del magistrado que lo investiga. Pachi Vázquez se declara “indefenso” ante “un frontón sin salida” dado que tanto el fiscal como el Tribunal Superior, a quien corresponde la causa dada su condición de aforado, le atribuyen unos hechos “de algo que aconteció hace entre 18 y 12 años y cuyos papeles no encuentran”.

Según el dirigente socialista, dispone de un día para entregar al tribunal la documentación original que consiguió del Ayuntamiento. “Se me está pidiendo que delate a quien me dio esa información, cuando es el Ayuntamiento el que tenía que hacer ese trabajo”. “Pido justicia”, reclamó el exsecretario general del PSdeG, quien insiste en que nunca hubo alegación, queja o denuncia alguna durante su mandato de alcalde contra las contrataciones de personal que llevó a cabo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS