Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida la oposición en la policía de Alcorcón al filtrarse las preguntas

Algunos aspirantes lograron 9,1 y 8,5 puntos en el examen de conocimientos

Dos policías municipales de Alcorcón, en una administración de lotería.
Dos policías municipales de Alcorcón, en una administración de lotería.

Las oposiciones internas en la Policía Municipal de Alcorcón (170.000 habitantes y gobernado por el PP) han desatado una enorme bronca política y, en especial dentro del cuerpo, después de ser suspendidos los últimos dos exámenes. El presidente del tribunal y segundo jefe de la policía local, el oficial Fernando Simón, ha tomado esta decisión tras demostrarse que se han filtrado gran parte de las preguntas de la prueba de conocimientos —la tercera de la oposición—. La portavoz del PSOE, Natalia de Andrés, ha pedido que se adopten medidas urgentes para depurar responsabilidades.

El último examen consistía en una prueba tipo test de conocimientos policiales. Se celebró el pasado 23 de diciembre y al mismo concurrieron nueve cabos que aspiraban a acceder a las tres plazas de sargentos. También acudieron una veintena de agentes que pretendían alcanzar alguno de los siete puestos de cabo que se convocan.

El PSOE ya lo advirtió en junio

La portavoz del PSOE en Alcorcón, Natalia de Andrés, ya denunció en el pleno del 30 de junio que la oposición para las tres plazas de sargento de la Policía Municipal tenían, recién convocada, nombres y apellidos. En esa sesión, De Andrés hizo un ruego para que el alcalde, David Pérez (PP), retirara la oposición. “Todo el mundo en este Ayuntamiento ya sabe quiénes van a ser los que las consigan”, afirmó.

El alcalde, lejos de hacer caso a la portavoz socialista, le soltó varios calificativos: “Lo que usted está diciendo es calumnioso, ignominioso y falso. Usted no tiene nombre”. De inmediato, tomó la palabra la concejal de Seguridad, Laura Pontes, que también acusó a De Andrés: “No le voy a consentir que ponga en duda o enturbie una oposición convocada desde mi concejalía. Es una vergüenza”.

Natalia de Andrés recordó ayer su ruego y exigió al alcalde, al que apunta como máximo responsable de lo ocurrido, que depure responsabilidades y que, en caso de que se demuestre que la filtración la originó el coordinador de Seguridad, Luis Escudero, le destituya “de inmediato”.

Un portavoz municipal recordó que David Pérez ha estado al margen de todo el proceso y que no ha dado ninguna indicación sobre quién tiene que aprobar.

La corrección del test se hizo nada más acabar la prueba para sargentos, ya que los policías que aprueben tienen que presentar una memoria profesional en la siguiente fase del proceso. Los resultados demostraron desde el primer momento que había serias irregularidades. Tres agentes sacaron notas altísimas. Uno de ellos, cuyo nombre corresponde a las iniciales D. J. M., consiguió un 9,17, mientras que su inmediato seguidor, J. D. M. A., se quedó en 8,47 y el tercero, J. J. G. T., en un 8,13. Los siguientes ya estaban muy lejos, con cinco raspado o menos puntos.

A partir de ese momento surgieron las dudas por las diferencias tan enormes entre unos aspirantes y otros. Los tres que mejores notas sacaron pertenecen a la misma unidad de la Policía Municipal e hicieron pleno o casi pleno en 79 preguntas. De las restantes solo acertaron la mitad.

El segundo jefe de la Policía Municipal reunió a los miembros del tribunal y les explicó que tenía “serias sospechas” de que se había producido una filtración. Los integrantes del jurado delegaron en Fernando Simón la redacción del test, dada su dilatada trayectoria profesional —más de 30 años— y sus conocimientos jurídicos. Este aceptó el encargo, pero, según su versión, no redactó solo las 100 preguntas. El coordinador de Seguridad, Luis Escudero, le facilitó una memoria informática con una batería de 100 preguntas para el examen de los cabos y otras tantas para los sargentos. “Yo cogí parte de esas preguntas y las utilicé para las pruebas”, reconoció ayer el oficial.

De hecho, Simón cogió 79 preguntas, que son las que acertaron los tres cabos que aprobaron con la máxima nota. Uno respondió correctamente a las 79, otro a 75 y el tercero a 74, según comprobó después el tribunal. “Eso sí, nunca he acusado a Escudero de que filtrara las preguntas. Tan solo me limité a decir de dónde provenían la mayoría de las que utilicé”, añadió.

Luis Escudero negó ayer por la tarde que él haya facilitado ningún tipo de preguntas a Fernando Simón. “Ni oficial ni extraoficialmente he tenido ninguna relación o acceso a esas preguntas. Soy una persona que, como cargo de confianza, se ha mantenido al margen del proceso”. El coordinador ha pedido que le remitan las actas del tribunal para ver si emprende medidas legales contra Fernando Simón en el caso de que le haya acusado de filtrar las preguntas.

El jefe del cuerpo afirma

que un cargo de confianza

le pasó 200 cuestiones

Ante el cariz que tomaron los acontecimientos, el tribunal pidió un informe a la asesoría jurídica del Ayuntamiento. Los letrados estudiaron el caso y emitieron un informe el 19 de enero. “A la vista de tales consideraciones y en aras a garantizar el principio de igualdad, mérito y capacidad y la transparencia del proceso selectivo, procede anular y repetir el examen”, concluía el informe.

Los exámenes para ascender a cabo también han sido anulados, ante el temor de que se haya producido la misma filtración en las preguntas.

El alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP), dirigió una carta a la secretaria del tribunal y le pidió que adoptara las medidas necesarias “para garantizar la adecuada imagen de limpieza y transparencia”. Acto seguido, se tomó la decisión de suspender el examen y dar 10 días a los aspirantes por si quieren recurrir la decisión. “Lo más seguro es que se anule la convocatoria a la vista de lo ocurrido”, añaden fuentes municipales.

Más información