El PSOE blinda a los exconsejeros señalados por la juez Alaya

Recio, Aguayo, Ávila y Vallejo se suman a la Diputación permanente

La exconsejera de Hacienda y Administración Pública Carmen Martínez Aguayo.
La exconsejera de Hacienda y Administración Pública Carmen Martínez Aguayo.julián rojas

El último pleno de la novena legislatura de Andalucía, ha empezado con bronca por la elección de la Diputación Permanente, el órgano encargado de velar por los poderes de la Cámara cuando el Parlamento está disuelto. El PSOE ha incluido en el mismo a tres diputados y exconsejeros de la Junta señalados por la juez del caso de los ERE, Mercedes Alaya, lo que les protege como aforados, por lo que la instructora no podrá llamarlos a declarar hasta que pierdan esa condición. Es decir, después de las elecciones autonómicas del 22 de marzo y hasta que se constituya el nuevo Parlamento.

La votación ha contado con el rechazo de los grupos popular y de Izquierda Unida, aunque sus diputados no han podido votar en contra, ya que el Reglamento no contempla el voto negativo en la elección de personas, salvo en el caso de la investidura del presidente de la Junta.

"Esto es una vergüenza", ha dicho el portavoz del PP, Carlos Rojas, cuando ha tomado la palabra por una cuestión de orden. El presidente del Parlamento, Manuel Gracia, no le ha dejado seguir con su intervención ya que el Reglamento así lo considera.

Los exconsejeros incorporados a la Diputación Permantente son Francisco Vallejo, Carmen Aguayo y Antonio Ávila. El también exconsejero Manuel Recio ya está en este grupo como vocal suplente, por lo que mantiene su condición de aforado ante la instrucción del caso de los ERE. Los tres primeros han obtenido solo el voto de los 47 diputados del grupo socialista, mientras que el resto de los parlamentarios han logrado un apoyo mayor. No ha habido ningún voto nulo. La elección se ha celebrado en votación secreta, cuando lo habitual es hacerlo de viva voz Este hecho está retranso el desarrollo del pleno.

PP y PSOE se blindan en la Cámara de Cuentas hasta 2017

La Cámara de Cuentas, el órgano fiscalizador de la comunidad, estará blindada a nuevas incorporaciones hasta noviembre de 2017, es decir, a mediados de la próxima legislatura. Socialistas y populares han llegado a un acuerdo el pasado jueves para elegir o renovar el mandato de cuatro miembros, dos a propuesta de cada grupo. Los populares han elegido a su diputado Rafael Salas como consejero y los socialistas han propuesto a su parlamentario Enrique Benítez. También han renovado el mandato del presidente de la Cámara, Antonio López, y de la consejera a propuesta del PP, Sandra Garrido, por seis años. Esta decisión, refrendada por el Parlamento en el último pleno de la legislatura, implica que hasta 2017 no se producirán más cambios ni entrarán nuevas formaciones. La ley dice que todos los grupos deben tener representación de la institución, así que si Podemos logra escaños en el Parlamento andaluz, como vaticinan algunas encuestas, tendrá que aguardar a esa fecha.

Izquierda Unida mantiene hasta entonces a su consejero, Javier Navascués. Este dirigió un duro informe de fiscalización sobre los cursos de formación en Andalucía que concluyó que el 89% de las ayudas durante 2009 se dieron sin control.

Las discrepancias han seguido cuando a continuación se ha votado la renovación parcial de la Cámara de Cuentas. En este caso ha sido el portavoz de Izquirda Unida, José Antonio Castro, el que ha pedido la palabra para explicar el rechazo de su grupo a este cambio. Y como el caso del portavoz popular, el presidente del Parlamento no se la ha concendido.

La renovación del órgano que fiscaliza las cuentas de la comunidad sí cuenta con un pacto de PSOE y PP. Ambos grupos han elegido al diputado popular popular  Rafael Salas y al socialista Enrique Benítez nuevos consejeros. También han renovado el mandato del presidente de la Cámara, Antonio López, y de la consejera a propuesta del PP, Sandra Garrido. Este acuerdo implica también otro blindaje de la Cámara de Cuentas, ya que hasta noviembre de 2017 no están previstas nuevas incorporaciones. La ley dice que todos los grupos deben tener representación de la institución, por lo que hasta dentro de dos años no se  permite la entrada a otros partidos.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, ha calificado de "treta"  la entrada de los tres exconsejeros en la Diputación Permanente porque les "ampara y protege" ante la juez de los ERE.

En un debate posterior sobre el colapso de las urgencias hospitalarias, el portavoz de IU, José Antonio Castro, se ha referido a la próxima convocatoria electoral. "Se abre un periodo de incertidumbre muy grave. ¿Qué ocurrirá con esta ruptura unilateral del acuerdo? Han temblado las piernas para ejercer políticas de izquierdas y se cercena el 65% del acuerdo de Gobierno", ha dicho el portavoz, que con respecto al caso de los ERE ha declarado: "El PSOE, en vez de la estabilidad ha preferido la paz de los muertos". En referencia al nuevo Parlamento que surja tras las elecciones ha avanzado que IU "será garantía de políticas de izquierda" en la comunidad.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50