Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALFRED BOSCH, alcaldable de ERC en Barcelona

“Me gustaría mucho contar con las fuerzas de izquierda”

El candidato de Esquerra se reclama miembro de la izquierda práctica y no dogmática

Alfred Bosch, candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona.
Alfred Bosch, candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona.

Alfred Bosch (Barcelona, 1961) es el alcaldable de ERC en Barcelona. Afirma que ERC “aspira” a gobernar, aunque entiende que “es difícil”. No se aventura a dar una cifra de concejales y elude hablar de pactos post electorales.

Pregunta. La convocatoria de elecciones en septiembre ¿le beneficia o le perjudica?

Respuesta. Lo que más nos beneficia es hacer bien las cosas. Dicho esto, creemos que la convocatoria beneficia a todos los catalanes porque hemos acordado una fórmula para votar sobre la independencia. Nos tranquiliza: desencalla el proceso y le da fuerza de nuevo.

P. ¿El pacto Mas-Junqueras les fuerza a pactar con el alcalde Xavier Trias en el Ayuntamiento?

Aspiramos a gobernar, pero sabemos que es difícil”

R. El acuerdo Mas-Junqueras es para poder votar sobre la independencia. En las municipales no hay que sufrir por las urnas, están ahí. En mayo nuestra prioridad es Barcelona y todo el equipo trabaja con la idea que sea ERC quien gobierne Barcelona, el resto son solo especulaciones. Nos gustaría mucho contar con la ayuda de fuerzas de izquierdas o de partidos y líderes que puedan apoyar nuestro modelo de ciudad.

P. Si habla de la izquierda, ¿descarta pactar con Trias?

R. No descartamos a nadie que nos pueda ayudar a hacer la Barcelona republicana capital del bienestar y de la equidad. Trabajamos con la hipótesis de un alcalde republicano.

P. Usted no milita en ERC, pero es el candidato de la dirección. ¿Ser de un partido no es un punto a favor?

Vivo en Ciutat Vella y pongo el modelo turístico en cuestión cada noche”

R. El punto de vista electoralista y partidista en los términos convencionales no beneficia a nadie. Incorporar gente de fuera está de moda, de acuerdo, pero en ERC entendemos que ahora es necesaria la gente que puede aportar bagaje, aire fresco, enriquecer la política con otros puntos de vista. Desde hace años las listas de ERC son abiertas y la mía lo será.

P. ¿Integrará a Oriol Amorós, rival en las primarias de julio, a quien ganó por un centenar de votos?

R. Contamos con él. Pero en ERC la confección de las listas va de abajo arriba… Puedo sugerir perfiles o animar a la gente, pero la decisión no es mía.

P. No dejará el escaño en el Congreso hasta mayo. Otros candidatos están en campaña, ¿no apura demasiado?

R. Yo también estoy haciendo campaña, pisando la ciudad. Cuando salga de aquí me voy a Trinitat Vella… No paramos, lo que no hacemos es propaganda, hay que armar un proyecto sólido. Y en Madrid, al final de la etapa de la mayoría del PP el trabajo legislativo que se puede hacer es por desgracia muy poco.

Trias es una persona de consenso, pero le falta energía y coraje”

P. ¿Le conocen los barceloneses?

R. Déu n’hi do, pero el conocimiento se centra más en el trabajo hecho en el Congreso.

P. Con dos concejales en el actual Ayuntamiento, pero con buenos resultados en las europeas, a qué resultado aspira en mayo?

R. Aspiramos a gobernar, a tener la alcaldía, pero sabemos que es difícil. No es imposible, pero es difícil pasar de ser el partido más pequeño al que tiene más votos.

P. ¿Cuáles son sus prioridades para la ciudad?

R. Defendemos la idea de la Barcelona republicana, que quiere decir muchas cosas: que no hay súbditos, sino ciudadanos con derechos y obligaciones; que la ciudad se debe basar en el civismo, en trabajo, la justicia, la vivienda digna, en universalizar el derecho a las guarderías.

P. ¿Qué proponen para reducir la brecha social?

Rehuimos de la izquierda más ideológica o dogmática, somos la que ofrece soluciones”

R. La ciudad se está partiendo y no lo podemos consentir. Pero no podemos quedarnos en la queja, hay que ir a la propuesta y la nuestra pasa por políticas sociales y por una piedra angular que es la generación de empleo. Recursos que generen oportunidades, empleo, mejora en las familias, consumo, comercio, revitalizar, los barrios, impuestos y reforzar el Estado del Bienestar: prosperidad en resumen. Queremos crear una Agencia de Desarrollo en la línea de la de Nueva York, que aglutine Barcelona Activa e incorpore instituciones a escala metropolitana, empresas, sindicatos, universidades… capaz de atraer empresas y crear empleo. Como en su día hizo el Consorcio Turismo de Barcelona, que hizo una reconversión de la ciudad.

P. Pero el modelo turístico está en cuestión…

R. Vivo en Ciutat Vella y lo pongo en cuestión cada noche. Los éxitos hay que cuidarlos. Nos ha desbordado el éxito, es positivo que Barcelona tenga tanto magnetismo, genera empleo, pero se nos ha ido de las manos. Hay que poner seny y orden y corresponde a la administración hacerlo: descongestionar los nódulos turísticos de la ciudad; redistribuir los apartamentos turísticos en barrios donde es muy necesario introducir actividad económica. Se puede conseguir con una acción enérgica. El sector público tiene que hacer su trabajo: ordenar, regular y contribuir al bien común.

P. ¿Qué balance hace de la gestión de Trias?

R. Creo que Trias es una persona de consenso, de diálogo… , pero le falta energía y coraje. En turismo tendría que haber cogido el toro por los cuernos; con Can Vies… la tendencia a eludir los problemas hace que crezcan.

La independencia sería para Barcelona como tener unos Juegos Olímpicos permanentes”

P. ¿Teme a Guanyem?

R. No, que haya gente que tire hacia la izquierda en momentos de grandes injusticias sociales es bueno. Nosotros nos presentamos como la izquierda que ofrece soluciones, práctica, rehuimos de la izquierda más ideológica o dogmática.

P. Reconoce que gobernar solo será difícil, Collboni habla de pactos. ¿Política autonómica a parte, usted con quién se siente más cómodo: Trias, Collboni, Colau?

R. En temas claves de la ciudad (turismo, ocupación, vivienda), con los pactos de consenso y de ciudad. Hay cuestiones en los que es muy importante que el máximo de fuerzas nos pongamos de acuerdo, no podemos hacer politiquería. Nos presentamos como alternativa al alcalde Trias, que pacta con el PP en la marina del Port Vell, las terrazas, la ampliación de centros comerciales… Somos alternativa dentro de la izquierda pragmática.

P. ¿Cuál cree que debería ser el papel de Barcelona en una Cataluña independiente? ¿Cómo debería cambiar?

R. Debería ser capital europea; ya lo es, pero faltada de Estado, de hecho, tiene un Estado en contra. La independencia sería como tener unos Juegos Olímpicos permanentes. Los juegos, exposiciones, el Fòrum son ocasiones que la ciudad busca para ser capital durante 15 días… y sin ser capital no está mal las carreras que hemos ganado: es hora de subir al podio. Hay estudios que hablan de creación de empleo, con un Estado detrás, cuestiones elementales como la línea 9, Sagrera o los accesos al puerto estarían resueltas. La perspectiva te permite pensar a largo plazo y en grande. Nosotros ya lo estamos pensando, no puede ser que nos pille sin estar preparados.