Ortega minimiza que la justicia vea indicios de desobediencia el 9-N

La vicepresidenta catalana se declara "absolutamente tranquila y convencida" de que la Generalitat no cometió un acto delictivo

La vicepresidenta catalana, Joana Ortega
La vicepresidenta catalana, Joana OrtegaGarrido, Rafa / ACN

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, minimizó este jueves en Washington que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) vea indicios de que ella, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la consejera de Educación, Irene Rigau, pudieran cometer un delito de desobediencia al promover, permitir y participar en la consulta soberanista del pasado 9 de noviembre.

“[Estoy] absolutamente tranquila y convencida de que no hemos cometido ningún acto delictivo y que dar la voz al pueblo es un acto de democracia, un acto que el Govern ha hecho y volvería a hacer”, dijo Ortega en declaraciones a la prensa antes de reunirse con miembros de la comunidad catalana en la capital de Estados Unidos. La visita oficial de dos días de la vicepresidenta está centrada en intercambiar impresiones sobre el fomento de la transparencia en las administraciones públicas y la gobernanza abierta.

Más información

En los seis autos, en los que el TSJC da respuesta a las querellas -incluida la de la Fiscalía-, se destaca la “verosimilitud” de los hechos denunciados de los que se deduce que los tres representantes de la Generalitat pudieron incurrir en “el delito de desobediencia a resoluciones judiciales cometido por autoridad pública” después de que el Tribunal Constitucional suspendiera cautelarmente la consulta.

Ortega -que fue la máxima responsable del operativo logístico del proceso participativo- manifestó su “respeto absoluto por la justicia”, pero señaló que los autos suponen una “pequeña sacudida” para la Fiscalía General del Estado dado que la “interlocutoria de la admisión a trámite se acota entre el 4 y el 10 de noviembre” y “no da respuesta al 100% de lo que pedía” la Fiscalía.

Por otra parte, la dirigente de Unió Democràtica volvió a instar al líder de ERC, Oriol Junqueras, a sumarse a la propuesta de lista unitaria hecha por Mas a favor de la independencia para poder adelantar unas elecciones de tipo plebiscitario.

Ortega se declara “convencida de que un breve período de tiempo” se llegara a un acuerdo con ERC sobre una lista unitaria electoral

Se declaró “convencida de que un breve período de tiempo” se puede llegar a un acuerdo con los republicanos y señaló que “no contempla” otra opción. Pero, a su vez, declinó valorar qué podría hacer Mas si este no se alcanza y admitió que las conversaciones a favor de una lista unitaria no pueden dilatarse eternamente. “El peligro del cansancio [ciudadano] siempre está”, reconoció, antes de pedir “respuestas lo antes posible”.

Ortega afirmó que es “importante pensar en clave de país, no de partido”, en una referencia velada a ERC, que se opone a concurrir en una misma lista con CiU alegando que juntos pierden escaños. En la misma línea, preguntada sobre si Unió podría presentar una candidatura a las elecciones diferente de la de su socia Convergència, subrayó que en “este momento” no contempla “ninguna otra posibilidad” que impulsar una lista conjunta de las máximas fuerzas políticas, incluida Unió.

La política democristiana mantuvo reuniones este jueves en Washington con representantes de tres instituciones y fundaciones civiles, y de dos agencias del Gobierno estadounidense: la Office of Personnel Management y la Office for Government Ethics. Ortega explicó que en ninguno de los encuentros le preguntaron por el proceso soberanista catalán. El viernes se verá con miembros del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo. La visita concluirá con una cita con la organización Open Government Partnership.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50