Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía reanuda la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo

Los agentes trabajan en el entorno de la escombrera de la localidad sevillana de Camas

Agentes de la policía buscan el cuerpo de Marta en la escombrera de Camas. Ampliar foto
Agentes de la policía buscan el cuerpo de Marta en la escombrera de Camas.

El Cuerpo Nacional de Policía ha reanudado este jueves las labores de búsqueda del cadáver de Marta del Castillo, la joven sevillana desaparecida en 2009, en el entorno de la escombrera de la localidad sevillana de Camas. Según recuerdan fuentes policiales, en este punto se dejó de buscar el pasado noviembre. En los trabajos participan un furgón y dos coches y se centran en una estación de bombeo de agua sin uso en la actualidad y de unos seis metros de altura.

La búsqueda se desarrolla en el entorno del Charco de la Pava y del municipio sevillano de Camas, donde estuvo trabajando la policía en los últimos meses ayudada por una excavadora, hasta que a mediados de noviembre se comunicó durante una reunión a los padres de la joven que iban a dejar de buscar el cadáver, informa Efe. Este jueves, en dicha estación de bombeo, varios policías se están colgando con cuerdas y arneses para buscar en su interior.

Desde marzo de 2014, las labores de búsqueda se centraron en esta escombrera, sin resultado alguno salvo unos restos óseos que no pertenecían a la joven, a raíz de que el asesino confeso de Marta, Miguel Carcaño, se sometiera al "test de la verdad".

El último operativo de búsqueda del cadáver de la joven se centró especialmente en una parcela de aproximadamente 1.500 metros cuadrados en el término de Camas, junto al Guadalquivir y muy cerca del primer emplazamiento que en su día señalara Carcaño como lugar desde el que se lanzó el cuerpo de Marta al agua.

Tras varios meses trabajando en la zona, el padre de Marta, Antonio del Castillo, mantuvo una reunión con el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Andalucía Occidental, Francisco Perea, y con el comisario responsable de la investigación, en la que se le comunicó que se dejaba de buscar el cadáver en esa zona y que se abría un "período de reflexión" para ver por dónde continuar.