Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento resucita el AVE de Ourense a Vigo a cuatro meses de las elecciones

Ana Pastor anuncia la aprobación, por segunda vez, de los trámites ambientales

Ana Pastor y Abel Caballero, en Vigo en enero de 2014
Ana Pastor y Abel Caballero, en Vigo en enero de 2014

En pleno año electoral, con la precampaña de los comicios municipales a punto de arrancar y tras siete largos años de trámites medioambientales, la ministra de Fomento, Ana Pastor, saca otra vez del cajón el complejo trazado ferroviario de alta velocidad entre O Carballiño y el norte de la ciudad de Pontevedra, la conocida como variante de Cerdedo, que permitirá reemplazar el obsoleto recorrido que conecta Ourense con Vigo por la orilla del río Miño, inaugurado en 1881. Y que, además, también evitaría el rodeo de 90 kilómetros que los trenes de larga distancia realizarán hasta la variante de Conxo, a las afueras de Santiago de Compostela, con la inminente puesta en servicio de los tramos aún en obras en el Eje Atlántico. Un desvío “intolerable” para el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, que se evitaría con esta obra de 2.330 millones de euros que, sin embargo, no es prioritaria ni para el presidente de la Xunta ni para el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

 En una entrevista concedida a Radio Pontevedra, de la Cadena SER, la ministra Ana Pastor, que en las últimas elecciones generales encabezó la candidatura del PP por esta provincia, aseguró que “se han terminado los estudios y que ha dado instrucciones de que se mande este mismo mes de enero a Medio Ambiente para la tramitación medioambiental”. Con este anuncio, ya son dos las navidades consecutivas en las que la ministra de Fomento expresa públicamente su apoyo a la línea pontevedresa. Hace exactamente un año, durante una visita a Vigo y tras iniciarse el período de exposición pública del trazado modificado durante el mandato del su antecesor, el socialista José Blanco, Pastor ya afirmó que la obra “sigue adelante” porque “siempre” la defendió y “seguirá haciéndolo”.

Esta línea, una de las más complejas de toda la red estatal, con un coste por kilómetro que supera los 40 millones de euros, acumula en su historial administrativo una década de estudios y dos Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) que, según algunos técnicos y a pesar de los reiterados anuncios de la titular de Fomento, reflejan el escaso interés de la Administración por materializar la obra. Hace algo más de tres años, en octubre de 2011, Fomento enviaba el estudio informativo al Ministerio de Medio Ambiente por segunda vez, tras introducir cambios en el trazado estudiado anteriormente que requerían de un nuevo visado medioambiental. Entre otras modificaciones, se propuso un gran túnel de 18 kilómetros que sustituyó a otros más pequeños y se varió la traza cerca de su enlace con el Eje Atlántico. Ahora, tras finalizar el período de información pública y con dos campañas electorales a la vista, la titular de Fomento publicita de nuevo los interminables trámites para la formulación de la segunda DIA. Y es que esta conexión interna, cuestionada en su integridad en el informe interno de Adif que propone recortar o paralizar decenas de proyectos en toda la península, ya recibió en 2010 su primer visto bueno medioambiental después de tres años de estudio.

Durante la entrevista en la SER, la ministra volvió a contradecir al presidente del Gobierno gallego y a los técnicos de su propio ministerio que propusieron paralizar su ejecución. “Creo que es una infraestructura muy importante que irá un poquito después, pero habrá comunicación directa”, aseveró una vez más Pastor. En mayo de 2012, Núñez Feijóo cuestionó la prioridad del trazado por Cerdedo y emplazó al millón de habitantes al que prestaría servicio a viajar hasta Ourense y desde allí a Madrid dando un rodeo por Santiago, un escenario que se producirá tras la entrada en servicio del Eje Atlántico, prevista para antes de las elecciones municipales de mayo. El presidente gallego no es el único crítico con las nuevas vías entre la primera y la tercera ciudad de Galicia, actualmente unidas por un trazado de hace 134 años. Algunos expertos como el ingeniero Xosé Carlos Fernández proponen ejecutar las nuevas vías mucho más al sur, por el valle del río Tea, mediante un trazado que, además de ser más barato, sería más directo.

Caballero reclama la vía

EL PAÍS

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, advirtió ayer de que la ciudad “no va a tolerar” quedarse sin la estación del AVE proyectada por Thom Mayne, ni sin la conexión directa con Ourense y Madrid a través de la variante de Cerdedo. El alcalde reaccionaba así a la información publicada ayer por este diario en la que se detallaban los nuevos servicios de alta velocidad que entrarán en servicio en 2015 y que recogía la intención de Adif de no acometer estaciones que requieran fuertes inversiones como la prevista para Vigo. El regidor advirtió a Pastor de que “no se le ocurra presentarse en Vigo en unas elecciones sin contratar la estación”.

Caballero también criticó que se dé por hecha la conexión Vigo-Madrid por Santiago. “No lo vamos a consentir, es un atraso propio del siglo XIX”, apuntó. “Puedo entender que haya una demora, pero no que se entierre por parte de un presidente del Gobierno y de una ministra que son de esta provincia”, insistió el regidor sobre la conexión directa de Vigo con Ourense y Madrid por Cerdedo.