Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona urbanizará un solar para ser usado durante solo dos años

El colectivo que ocupó el espacio del Eixample rechaza la propuesta municipal, que les da la espalda

Huerto urbano en el solar del antiguo convento de les Germanetes, en la Esquerra de l’Eixample.
Huerto urbano en el solar del antiguo convento de les Germanetes, en la Esquerra de l’Eixample.

Dos semanas después de que el colectivo que en 2011 ocupó el solar del antiguo convento ubicado entre las calles de Viladomat, Borrell, Diputació y Consell de Cent de Barcelona, conocido como Germanetes, presentara su propuesta de utilización, el Ayuntamiento hizo público ayer su proyecto de “urbanización provisional” del espacio Una actuación en la que se gastará 500.000 euros para dar uso público durante dos años a 4.500 metros en pleno distrito del Eixample. El plan, que estará listo en septiembre, prevé crear una gran zona dura y verde de uso público con pistas deportivas, que se integrarán en el futuro instituto Viladomat, juegos infantiles, un “tatami polivalente”, zona de petancas o picnic.

El proyecto, presentado por el concejal Gerard Ardanuy, no incluye la esquina entre Consell de Cent y Viladomat, que en noviembre de 2013 pasó de ocupación ilegal a convenio entre las entidades vecinales y el Ayuntamiento a través del Pla Buits de utilización de espacios vacíos de la ciudad. Al convenio, del que Ardanuy hizo ayer un “balance muy positivo”, le quedan todavía dos años de vigencia.

Desde el espacio Recreant Cruïlles-Germanetes, Francesc Magrinyà rechazó ayer un plan, al que tachó de “decorado” y reivindicó un proyecto que considere la zona como “un espacio de autogestión”."No nos quedaremos parados", advirtió. El proyecto consensuado entre entidades, colectivos y vecinos de la Izquierda del Eixample para la zona preveía ampliar el actual huerto; instalar un espacio de cocina; otro de teatro; zonas de juego infantil y una ludoteca con un modelo de gestión como la del parque de la Ciutadella, muy concurrida; zonas deportivas y un espacio para proyectar cine. Además, contemplaba crear un pasillo verde entre las calles de Borrell y Viladomat.

Del conjunto de la actuación Ardanuy, subrayó el instituto Viladomat, que nacerá con tres líneas de ESO y dos de Bachillerato, "más plazas de las necesarias para dar respuesta a las futuras necesidades del distrito". El curso que viene, el instituto abrirá instalado en barracones en una ubicación provisional en la calle de Consell de Cent. El edificio definitivo, afirmó, abrirá en el solar Germanetes en vistas al curso 2016-2017.

El proyecto de urbanización provisional lleva la firma del despacho de arquitectos paisajistas Martí Franch, cuyos representantes destacaron "la gran presencia de verde", las zonas de sombra que se crearán, y que el espacio quiere dar respuesta a las necesidades de todo el vecindario y en especial de los más mayores y los niños. El proyecto también prevé preservar parte del muro, las ventanas y dos puertas de acceso del antiguo convento.

En paralelo a la urbanización provisional y a la construcción del instituto, en esta manzana se levantarán también 82 pisos de protección, una guardería, un casal para mayores y otro equipamiento que está todavía por determinar