Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Empresa

Zubia reaparece con un alto puesto en Ence tras su salida de Confebask

Ha sido nombrado presidente de la comisión de auditoría de la renovable

José Guillermo Zubia, en 2010.
José Guillermo Zubia, en 2010.

El que fuera secretario general de Confebask, José Guillermo Zubia, sigue en la primera línea de la actividad industrial. En marzo de 2011 salió de ese organismo, después de quince intensos años en su sala de máquinas, al cumplir los 65, pero lejos de jubilarse ha seguido vinculado a la actividad empresarial, junto a su amigo Juan Luis Arregi, en otra sala de máquinas, la de la empresa Ence. Desde 2011 ha escalado puestos en el consejo de administración hasta ser nombrado presidente de la comisión de auditoría.

La empresa de generación de energía a través de la biomasa que también está sufriendo los envites de la reforma energética ha puesto en marcha un plan de competitividad para el que prevé invertir 127 millones hasta 2016. El impacto de la reforma eléctrica, los anómalos bajos precios del mercado mayorista de electricidad hasta mayo y la disminución de las ventas de celulosa provocaron que sus resultados, en el primer semestre, afloraran una pérdida neta de 48,6 millones de euros, frente a un beneficio de 30,3 millones en la primera mitad del pasado ejercicio. Números que mejoraron el tercer trimestre. El ebitda trimestral ajustado experimentó un incremento del 30% en relación con el 2º trimestre, tras alcanzar los 15,7 millones de euros, o lo que es lo mismo 60 millones anualizados. El beneficio recurrente también mostró una progresiva mejora al situarse en -1 millón desde los -16 millones en el primer semestre.

Zubia es accionista del primer productor europeo de energía a partir de la celulosa de eucalipto y del primer productor de España de energía a partir de la biomasa, y miembro del consejo de administración de esa firma desde 2007 —se incorporó al consejo el 30 de marzo de 2007, cuatro años antes de dejar la patronal—.

El ex secretario general de Confebask, pese a que prácticamente toda su actividad pública ha estado ligada está ligada a las organizaciones empresariales vascas, trabajó en el despacho de abogados de Antonio García Trevijano, con el que participó de forma activa en la defensa de los diez sindicalistas enjuiciados en el Proceso 1001 y entre los que se encontraban Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius y Francisco García Salve —más conocido como cura Paco—.

Confebask acordó a mediados de diciembre de 2010 proponer el nombramiento de Nuria López de Guereñu como nueva secretaria general de la entidad, que sustituyó a José Guillermo Zubía, —desempeñaba ese cargo desde 1995 y pese a la destitución siguió ligado a la organización como adjunto a la Presidencia hasta el 3 de marzo de 2011, fecha en la que cumplió 65 años—. Ese año Zubía tenía el 0,012% de las acciones de la firma de energía verde, Ence, y ya era consejero.

Zubia, que nació en Sevilla en 1946, aunque su familia era original de Oñate (Guipúzcoa), vivió al frente de la organización empresarial los años más duros del terrorismo. Le tocó sufrir en primera línea de la organización empresarial el asesinato del presidente de la patronal guipuzcoana, Adegi, Joxé María Korta, y también el de su amigo, desde la época del colegio, en Vitoria, Fernando Buesa.