Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convocada una manifestación por la caída de hablantes en gallego

Queremos Galego llama a salir a la calle el 8 de febrero en Santiago para clamar contra el "quinquenio negro" de Feijóo

Santiago de Compostela

El portavoz de la plataforma Queremos Galego, Marcos Maceira, y la coordinadora de la comisión gestora de Queremos Galego, Susana Méndez, han anunciado la convocatoria de una manifestación para el próximo 8 de febrero en Santiago con el fin de acabar con el "quinquenio negro" de Feijóo, en referencia a la situación que, según denuncian, vive la lengua gallega tras el decreto de enseñanza del presidente de la Xunta. Acompañados por representantes de las más de 600 entidades que componen Queremos Galego, estos portavoces de la plataforma han hecho referencia en rueda de prensa a los datos extraídos del Instituto Galego de Estadística (IGE) con respecto al empleo de la lengua propia en 2013, cifras que "no son muy positivas".

Tras analizar los datos del IGE, Marcos Maceira ha anunciado la convocatoria de la manifestación, que saldrá a las 12 horas de la Alameda de Santiago, y a la que llama a asistir a todos los sectores sociales, pero de "forma especial", a las principales "víctimas" de la política del presidente de la Xunta. Habrá un servicio de buses disponible para los manifestantes y todos aquellos interesados en la convocatoria pueden seguir las novedades de la misma a través de la página web de la plataforma (www.queremosgalego.org).

En concreto, estas personas más perjudicadas por el decreto de la enseñanza, según el portavoz de la plataforma, son los padres "humillados" por la Xunta que quieren que sus hijos tengan competencias mínimas en la lengua gallega, así como los que le hablan gallego y quieren que la lengua permanezca viva.

"La escuela es un elemento de españolización más", ha reprochado Maceira, quien ha mencionado que otras de las "grandes víctimas" del presidente de la Xunta son el colectivo de profesores que, queriendo impartir las clases en gallego, "no puede impartirlas por primera vez en la historia de la democracia". Con estas palabras se ha referido a los docentes que enseñan Física y Química, Matemáticas y Tecnología. Los últimos afectados por este decreto son, ha dicho, el profesorado "insumiso", aquel que "mantiene la lengua gallega" en sus aulas "a pesar de la prohibición de la Administración". "Tenemos que hacer que la sociedad gallega se movilice para conseguir que el decretazo venga de abajo", ha expresado. El portavoz de Queremos Galego ha añadido que "es el momento propicio" para manifestarse porque hay un "ambiente social a favor de la lengua gallega".

El portavoz de la plataforma ha criticado que en los 33 años de autonomía, la lengua gallega pervive en "una auténtica situación de libertad condicional". Según ha explicado, Galicia tiene una "oficialidad aparente" con respecto al gallego, puesto que "la lengua gallega está excluida y ausente en prácticamente todos los ámbitos de la vida de un ciudadano normal".

Con la llegada a la Xunta de Feijóo en 2009, Maceira ha denunciado que inició su actividad "estableciendo prejuicios sobre el gallego". En concreto, se ha referido a la anulación de la prueba de gallego que tenían que hacer los funcionarios para acceder al servicio público y al decreto del gallego en la enseñanza en 2010.

"El 'decretazo' de Feijóo fue objeto de las mayores movilizaciones que se recuerdan en este país a favor de la lengua gallega", ha señalado. Además, ha definido a esta concentración como "una de las más grandes movilizaciones de Europa a favor de la lengua gallega en un territorio".

Ante esta situación, el portavoz de Queremos Galego ha catalogado estos años como un "auténtico quinquenio negro" para el gallego, donde se "restablecieron" los prejuicios y ha denunciado que el Gobierno gallego actúa "en contra de la lengua propia", lo cual "lleva a un retroceso".

"Es hora de poner fin a este quinquenio negro que inició Feijóo", ha indicado Maceira y ha añadido que "Galicia no puede existir sin su lengua propia", por ser la "principal señal de identidad" de esta comunidad y "un elemento de cohesión social". "Exigimos el cumplimiento de los compromisos y acuerdos fijados a lo largo de 33 años de autonomía", ha declarado.

Marcos Maceira ha incidido en que "el gobierno tiene la obligatoriedad legal de proteger la lengua gallega, pero lo que hizo fue humillar a las familias que quieren que sus hijos e hijas hablen gallego".

Con respecto a los datos del IGE, el portavoz de la plataforma ha indicado que la Xunta "excluye" al gallego de la escuela y "se permite el lujo" de recriminar esta situación a los padres, hechos que para él son "falsos". Asimismo, ha echado la culpa a Feijóo de la situación que reflejan las cifras, por llevar a cabo una "antipolítica" donde el gallego "sigue excluido de la presencia social que debería de tener".

De este modo, Queremos Galego ha exigido al presidente de la Xunta que se deje "ya" de "propaganda falsa" y "reponga" el gallego en todos los lugares donde debe estar por ser "la lengua propia de la autonomía de Galicia". Asimismo, Maceira ha acusado al Gobierno autonómico de "no hacer nada" para resolver el problema de la "escasa" presencia social del gallego.

Para el portavoz de Queremos Galego, lo "ideal" sería "recuperar" la situación anterior al "decretazo", cuando estaba vigente el Plan Xeral da Lingua Galega. "En 2007 había un respaldo legal por primera vez para los profesores que quisiesen impartir sus clases en lengua gallega", ha señalado. Era una situación en la que el gallego "comenzaba a estar en igualdad" con el castellano, ya que el 50 por ciento de las aulas eran impartidas en lengua gallega.