Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados a 23 años los gemelos que mataron a una azafata en Barajas

Los ladrones la arrollaron tras apropiarse de su todoterreno de lujo

Los gemelos Moisés y Aaron Lobato de la Cruz, de 22 años y vecinos de Vicálvaro, han sido condenados a 23 años de prisión por el homicidio de la azafata de Iberia Raquel Miguélez Cartón, de 40 años, ocurrido el 13 de septiembre de 2012. La condena de la Sección 16ª de la Audiencia Provincial también les culpa de tres robos con violencia e intimidación (atraco) y de un delito de lesiones, ya que ambos hermanos empezaron su ruta homicida la noche anterior con el robo de un coche en el distrito de Moratalaz. Contra el fallo, cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

La sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada María Cruz Álvaro López, considera probado que los gemelos fueron los culpables del robo de un Seat León a las once de la noche del 12 de septiembre de 2012 frente al número 65 de la calle de Arroyo de la Media Legua, en Moratalaz. A esa hora, su propietario, un hombre de 80 años, acaba de aparcar el turismo y llevaba las llaves las manos.

Mientras uno de los condenados se encargaba de vigilar la zona, el otro se acercó al hombre por la espalda mientras este subía una escalera. Le empujó con tal potencia que golpeó contra una viga de cemento en la que había un saliente de hierro. El atacante le robó las llaves del coche, mientras el hombre quedó tirado en el suelo. Sufrió contusiones faciales y una herida en el labio superior.

Condenados a 23 años los gemelos que mataron a una azafata en Barajas

Los asaltantes se marcharon de allí. Su siguiente delito lo cometieron a las 00.30 del día 13 a la altura del número 416 de la avenida de la Albufera, en el distrito de Villa de Vallecas. En ese momento, golpearon por detrás un coche conducido por una mujer. Esta se bajó del vehículo para comprobar los daños que le habían producido. En ese momento, empujaron a la víctima al suelo y la tiraron de su bolso. Acto seguido, se montaron en el Seat León y huyeron a toda velocidad.

Los homicidas habían cometido varios delitos esa noche en la ciudad

El tercer delito y el más grave lo cometieron ya de madrugada. Los dos condenados se dirigieron a las 6.35 a la bolsa de taxis y el aparcamiento P-10 de la terminal T-4 del aeropuerto de Barajas. Justo en la rotonda de entrada colisionaron con el Porsche Cayenne (un todoterreno de lujo) que conducía la coordinadora de vuelos de Iberia Raquel Miguélez.

La mujer detuvo el vehículo unos metros más adelante, a la derecha de la glorieta. Moisés Lobato detuvo el Seat León justo detrás de ella, mientas que Aaron se colocó entre ambos vehículos. En el momento en el que la azafata se bajó de su todoterreno, Aaron se dirigió al puesto de conductor con la intención de apropiarse del coche. “Se inició un fuerte y violento forcejeo entre Aaron y la mujer, al que inmediatamente se unió el procesado Moisés con la intención de vencer la firme resistencia que estaba oponiendo Raquel frente al pretendido apoderamiento de su vehículo”, recoge la sentencia.

Durante el forcejeo, ambos tiraron a la mujer al suelo, aunque ella logró levantarse y seguir resistiéndose al robo. Aaron consiguió ocupar el asiento del conductor del Porsche e inició la marcha: “Raquel Miguélez cayó a la calzada y fue atropellada por la rueda trasera izquierda de su propio vehículo sustraído”. Esto le ocasionó “un politraumatismo especialmente severo”, que le provocó la muerte inmediata.

El Porsche Cayenne fue localizado a las 10.15 de ese mismo día 13 en el distrito de Vicálvaro, a unos 300 metros del lugar de residencia de los condenados. La policía halló huellas y ADN de los gemelos, además de objetos de las víctimas del segundo y tercer robo. Los gemelos afirmaron que había huellas suyas y ADN en el Seat León (no se hallaron en el Porsche) porque un conocido suyo les ofreció 500 euros por trasladar el todoterreno fuera de Madrid. Les llevó en el primer coche para indicarles el trayecto.

Los condenados tendrán que indemnizar al viudo de la empleada de Iberia con 150.000 euros y al dueño del Seat León con 1.950 euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información