Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coppola se interesa por los arruinados estudios de cine de Alicante

Ciudad de la Luz, el centro cinematográfico más nuevo del mundo, lleva casi dos años sin actividad

Francis Ford Coppola en la Ciudad de la Luz, en una imagen de 2008.
Francis Ford Coppola en la Ciudad de la Luz, en una imagen de 2008.

El director de películas como Apocalypse Now o El Padrino, Francis Ford Coppola, se ha interesado por los estudios de cine de Ciudad de la Luz, situados en la periferia de Alicante e inactivos desde febrero de 2013. El director de cine es el nombre más conocido de un grupo inversor estadounidense que ofrece a la Generalitat Valenciana quedarse con los 80 millones de deuda de un complejo cinematográfico que pretendía ser un Hollywood europeo y acabó en ruina total.

El centro cinematográfico, un mastodonte de platós construido en una atalaya que mira al mar, es actualmente patrimonio de la Generalitat Valenciana tras invertir 274 millones en él. Sin embargo no puede ser vendido sin el permiso de la Comisión Europea. El Tribunal Europeo consideró la inversión en los estudios un acto de competencia desleal y ahora obliga a la administración valenciana a reintegrarla en el erario público, lo que no deja otra posibilidad que su venta.

Coppola y el resto de empresarios inversores persiguen un preacuerdo que posicione al grupo inversor el primero de la fila de compradores una vez la Comisión Europea resuelva las condiciones de venta. El conglomerado financiero ve “viable” reestructurar la deuda del lugar, según informó a EFE el presidente del grupo inmobiliario Santa Ana, Juan Antonio Iniesta, el socio local de los estadounidenses.

Con el cierre de los estudios, continúa Iniesta, “se estaría perdiendo una oportunidad bonita de desarrollar una industria que ha puesto el ojo en Alicante, una ciudad que sería un punto neurológico" del cine. En esa línea se pronunció hace apenas una semana, Ridley Scott. El director de Alien o Blade Runner, quien ha rodado en varias ocasiones en Alicante como si estuviera en el sur desértico de Texas o Nuevo México, calificó de “demencial” que estén cerrados los estudios.

La Generalitat, entretanto, se mantiene cauta hasta que Bruselas cierre el pliego de condiciones de la venta. Admite acercamientos, pero ninguna oferta concreta, señalaban recientemente fuentes de la Consejería de Hacienda. El pliego podría estar listo el próximo enero y la subasta pública del lugar hecha efectiva como muy tarde en verano.

El interés de los estadounidenses no es el único. Grupos que representan intereses británicos,alemanes o asiáticos han visitado la Ciudad de la Luz, un sueño del director Luis García Berlanga del que se apropio la Generalitat presidida por Eduardo Zaplana. Los estudios, pese a una nefasta gestión, siempre fueron alabados por los profesionales que en ellos trabajaron. En este recinto se llegaron a grabar 60 películas y múltiples series, algunas posteriormente muy premiadas, como Lo Imposible.

La falta de una auténtica previsión económica y la elección de directores generales sin contacto previo con el cine tuvieron mucho que ver con el hundimiento de los estudios, un espejismo que duró en Alicante mientras estrellas como Brad Pitt o Bruce Willis eran vistos en restaurantes del centro.

El despilfarro en los platós de cine más nuevos del mundo fue la norma como ha venido denunciando la oposición en Las Cortes valencianas una vez se tuvo acceso a la documentación del recinto. El propio Coppola lo comprobó cuando fue invitado a dar una conferencia por 500.000 euro. Ahora quiere comprarlos y, en breve podría dejarse caer por Alicante. “Siempre que haya motivos para que venga”, apostilla su socio local

Más información