Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espadas reniega del PP y ciñe los acuerdos de izquierda a los programas

El candidato del PSOE defiende el dragado del río si cumple la Declaración de Impacto

Juan Espadas. Ampliar foto
Juan Espadas.

“No habrá pacto alguno con el PP”. Así de tajante se mostró este jueves en un acto en la Casa del Libro el candidato del PSOE a la alcaldía de Sevilla, Juan Espadas. Con el partido del actual regidor, Juan Ignacio Zoido, al que definió como “muy de derechas”, ni agua. Con las formaciones de izquierda, aunque le puso muchos peros, está dispuesto a analizar los programas en función de los resultados electorales.

“Lo que me encuentro a la izquierda, no me gusta, no sé qué proyecto hay”, afirmó Espadas, quien reivindicó para su formación el espacio de “centro” progresista frente a “un Gobierno muy de derechas y una “izquierda extrema”. Pese a esa profunda discrepancia, en línea con la distancia que la presidenta de la Junta y dirigente socialista, Susana Díaz, afirmó que siente ante populares y Podemos, Espadas sí se mostró dispuesto a analizar los programas tras los comicios, para los que quedan cinco meses.

Espadas también defendió el dragado del Guadalquivir en cuanto las condiciones cumplan con las exigencias de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Lo afirmó tras asistir a un acto de la presidenta del Puerto de Sevilla, Carmen Castreño, quien se mostró confiada en que se apruebe el nuevo proyecto de conservación de las orillas.

El candidato socialista afirmó que el dragado solo permitiría pasar a los buques homologados de menor calado, ya que los que actualmente pueden llegar hasta la capital por el río van a desaparecer porque ya no se construyen. “El dragado es el futuro del puerto. Sin este, el puerto muere”, advirtió.

También se refirió a la falta de proyectos para revitalizar el río y lamentó los años perdidos en una zona que consideró vital para la ciudad. Abogó por el diálogo y por elaborar un plan consensuado que ponga en valor este espacio para la ciudad. La misma receta propuso para abordar los conflictos con el ruido, que enfrenta a vecinos y hosteleros.

Finalmente, sobre el empleo, abogó por rebelarse –“Esta ciudad no puede conformarse”, afirmó- e intervenir con el diseño de planes de choque específicos con fondos propios y europeos para “innovación social”