Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres atracadores que iban a 200 kilómetros por hora por la M-30

Los arrestados circulaban por los túneles después de asaltar un hotel en Alcalá de Henares

Persecución de tres atracadores que habían asaltado un hotel en Alcalá de Henares.

Una persecución digna de una película de acción es la que se vivió en los túneles de la M-30, la carretera de circunvalación de Madrid, cuando agentes de la Policía Nacional detuvieron a tres ladrones que circulaban a 200 kilómetros, en un lugar que está limitada la velocidad a 70 kilómetros por hora. Los arrestados acababan de asaltar un hotel en la ciudad de Alcalá de Henares. 

El atraco se produjo de madrugada, cuando dos encapuchados saltaron la valla perimetral del hostal Bari, en la Vía Complutense, y accedieron al interior con sendas armas blancas. Intimidaron al responsable del establecimiento y se llevaron todo el dinero que había en la caja, además de las recaudaciones de una máquina tragaperras y otra tabaco. Acto seguido, encerraron al empleado en un cuarto de baño y se dieron a la fuga. En el exterior les esperaba un tercer individuo dentro de un vehículo. 

Los testigos de los hechos llamaron a la policía y aportaron datos sobre el coche en el que huyeron los asaltantes. Este fue localizado por la autovía de Barcelona (A-2), a la altura de Torrejón de Ardoz. Durante casi media hora y a una velocidad que llegó a alcanzar los 200 kilómetros por hora en algunos tramos, dos agentes siguieron de cerca a los atracadores.

La persecución finalizó en Madrid capital, cuando el coche de los atracadores iba a alcanzar la salida de los túneles de la M-30 a la altura de Marqués de Vadillo. El turismo que conducían los sospechosos, que circulaba a gran velocidad, colisiónó contra ambos laterales del túnel hasta quedarse parado tras perder una de las ruedas.

En ese instante el conductor y el copiloto fueron detenidos por los agentes que les perseguían. se trataba de Javier B. S., de 43 años, y Rafael M. C., de 35. Mientras, un tercer individuo, Alberto G. B., de 30 años, que se encontraba disfrutando un permiso penitenciario, logró escapar a la carrera. Pero por poco tiempo. Fue detenido al día siguiente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >