Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Manuel Casañ: “Hay buena gente en el mundo que reparte amor”

Seguridad Social, Jah Macetas y Cat Club protagoniza un festival para los niños en largo tratamiento por cáncer

José Manuel Casañ: “Hay buena gente en el mundo que reparte amor” Ampliar foto

Desde hace un año, al lado de la ciudad sanitaria de la Nueva Fe, en el Bulevar Sur de Valencia, llama la atención una bonita casa con balcones de colores que emerge cerca la salida de la capital hacia Alicante. Es la Casa Ronald McDonald, la tercera de España, un "hogar" de tres plantas distribuidas en una superficie de 1.588 metros cuadrados para familias y niños en tratamiento hospitalario prolongado, principalmente cáncer.

"Estamos tan acostumbrados a malas noticias, escándalos, corrupción que a veces no vemos que hay también gente con voluntad de hacer el bien", gente por la que aboga José Manuel Casañ, líder del grupo de rock Seguridad Social e impulsor de un festival solidario a favor de la Casa Ronald McDonald en Valencia. "Hay gente buena en el mundo que reparte amor", prosigue, "como los voluntarios de esta casa", añade, en referencia al personal de ese hogar, pocos días después de haber compartido horas con las familias y los niños de la Casa, "haciendo y fotos y charlando".

En la planta baja se ubican los servicios generales de la casa: cocina, comedor, salones, zona de juegos, biblioteca, sala de informática, lavandería, gimnasio, zona ajardinada exterior y parking. En la primera y segunda planta están las 16 habitaciones para las familias, que pueden disfrutar de baño propio, terraza al exterior, así como de un pequeño espacio de estancia.

Mucha gente no sabe que las casas Ronald McDonald son "hogares para niños enfermos que, junto con sus familias, abandonan sus domicilios habituales para recibir tratamiento hospitalario de larga duración", como explicaba Francisco Guiral en la presentación de un festival de música soldiario que se celebrará el 15 de noviembre en la Sala Salomé de Valencia.

"En estas casas", continua Guiral,  presidente del Consejo de la Casa Ronald McDonald de Valencia, "encuentran calor de hogar y todas las comodidades para mantener su rutina, dentro de lo posible". Con este festival quieren "darlas a conocer a la sociedad valenciana".  

Guiral y Casañ tomaron la iniciativa. "Nosotros llevamos tiempo queriendo hacer un concierto solidario en Valencia", explica el líder de Seguridad Social, "porque los que no tenemos problemas enormes, como otras personas, podemos y debemos hacer algo por ellos". La relación de amistad entre el presidente de la Casa Ronald McDonald en Valencia y el músico de Benetússer cuadró la oportunidad.

Además, "queríamos hacerlo con grupos valencianos, porque no es algo habitual en este tipo de eventos", argumenta. A Seguridad Social se ha sumado en el cartel los grupos Cat Club y Jah Macetas, dos propuestas bien distintas de música popular. Es decir, un cartel para gustos diversos, donde el rock urbano y mestizo de Seguridad Social da la mano al rockabilly y rock & roll con influencias de los clásicos de los 50 del grupo de Russafa y al reggae, pionero en tierras españolas hace ahora 30 años, de la banda de Sergio Monleón.   

Será en la Sala Salomé, antigua sala Noise o Mirror de la calle San Vicente. El precio de la entrada donativo es de 10 euros (15 euros en taquilla), que se destinará de forma íntegra a la Casa Ronald McDonald de Valencia. "Es todo directamente para ellos, que quede claro", subraya José Manuel Casañ, que no tenía duda de que su uso "sería transparente y honesto". Le gustaría que, si todo va bien, "el festival se consolide y pueda haber una próxima edición en forma de matinal, con niños y niñas".