Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Córdoba concluye que El Triunfo de San Rafael no le pertenece

El Triunfo de San Rafael y la plaza que lo rodea fue inmatriculado por la Iglesia en 2011

Una vista del Triunfo de San Rafael de Córdoba. Ampliar foto
Una vista del Triunfo de San Rafael de Córdoba.

No es del Ayuntamiento de Córdoba. La asesoría jurídica municipal ha concluido que el Triunfo de San Rafael (una columna conmemorativa con el arcángel custodio de la ciudad en lo alto) junto a la puerta del puente romano no es un bien municipal. La alarma había saltado hace dos semanas cuando se supo que tanto el monumento del siglo XVIII como la plaza acotada que lo rodea habían sido inmatriculados (inscritos por primera en el Registro de la Propiedad) por la Iglesia en 2011. Y eso, cuando todavía aparecía en el inventario de bienes públicos. Pero en el informe de 17 páginas de la asesoría jurídica se concluye que "no existe documento alguno en los archivos municipales ni consta documentación que acredite o sirva como título para acreditar que el Triunfo de San Rafael (...) pertenece o perteneció en algún momento histórico al Ayuntamiento de Córdoba".

El informe reconoce que el 23 de julio de 1736 el Cabildo Municipal -el Consistorio de entonces- libró "2.000 reales de vellón para ayuda a los gastos, no quedando claro si fue para la directa construcción del monumento o (...) facilitar la realización de las obras". La asesoría jurídica tampoco ha encontrado documento alguno que acredite que el solar donde se erigió el Triunfo sea de propiedad municipal. Es más, apunta a que fue del obispado pues en 1274 el mayor cargo de la diócesis, el obispo Pascual, mandó construir el primer hospital para pobres de la ciudad. Años después se abandonó y es cierto que la ciudad se apropió de él, pero en 1735 el Cabildo Municipal se lo cedió al Colegio Seminario de San Pelagio para construir unas caballerizas que nunca se materializaron, si bien "el solar no revertió al municipio", apunta el informe.

Pero el caso es que en 1984, reconoce la asesoría jurídica, el Triunfo apareció en el inventario municipal. Ese año había comenzado a realizarse el censo de bienes y en el caso de esta columna dedicada a San Rafael, su inventario en el listado "se hace de forma arbitraria, errónea e inadecuada", afirma el informe del Ayuntamiento. Una inscripción errónea porque en el inventario se señaló que el Triunfo se había adquirido por compra "pero no consta documento alguno que (...) pueda indicar la realidad de la misma". Y una inscripción inadecuada porque el Triunfo se incluye "en el apartado de bienes muebles (...) cuando los monumentos son bienes inmuebles".

Por esto último, los letrados municipales subrayan que en el periodo en el que el Triunfo estuvo inventariado, el Ayuntamiento tampoco podía haberlo inscrito en el Registro de la Propiedad puesto que el procedimiento de inmatriculación del artículo 206 de la Ley Hipotecaria solo atañe a los bienes inmuebles y el Triunfo aparecía en el inventario como un "bien mueble". Por tanto, los servicios jurídicos concluyen que como la Iglesia ha inmatriculado a su nombre la parcela y el monumento, "no es posible ahora su inclusión" en el inventario municipal. Y de querer hacerse, sería necesario abrir un procedimiento judicial reivindicando el bien y solicitando la anulación de la inscripción en el Registro de la Propiedad por parte de los religiosos.

Más información