Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura replica a De la Torre que “nunca” cederá La Aduana

Luciano Alonso propone otro modelo para gestionar los museos de Bellas Artes

Museo de Bellas Artes de Málaga. Ampliar foto
Museo de Bellas Artes de Málaga.

El nuevo frente abierto a la Junta por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, gira alrededor del futuro Museo de Málaga, que exhibirá los fondos del Bellas Artes y del Arqueológico en el Palacio de La Aduana. La propuesta del regidor del PP de hacerse con la gestión de esta pinacoteca, un centro de titularidad estatal transferido a la comunidad autónoma, intentó cortarla de raíz este jueves el consejero de Cultura, Luciano Alonso, que fue muy crítico con la sugerencia y advirtió de que el Ayuntamiento malagueño no tendrá “nunca” su administración. Alonso acusó a De la Torre de “saltarse” con esta idea la Constitución y el Estatuto de Autonomía andaluz y de actuar con fines electoralistas.

La contundente respuesta del consejero, ofrecida a los periodistas en la sede del Parlamento andaluz, sirvió para conocer que existen negociaciones con el Gobierno central para variar el modelo de funcionamiento, no solo del futuro Museo de Málaga, sino también del Bellas Artes de Sevilla. En el marco de estas conversaciones (autorizadas por la presidenta Susana Díaz, precisó Alonso), se ha planteado la posibilidad de que estos centros estén dirigidos por fundaciones con representantes de varias administraciones y, si existe interés, de instituciones privadas.

Eso sí, la Junta no perdería en ningún caso la titularidad de su gestión y sería un requisito imprescindible que toda entidad incluida en el organigrama participara en la aportación de fondos para su funcionamiento. “Nos da una posibilidad fantástica”, opinó Alonso, para quien la existencia de más recursos económicos mejoraría las perspectivas de exposiciones temporales, que se traducen en más visitantes. Un modelo adecuado, a su juicio, es el del Bellas Artes de Bilbao, sin descartar otros como el de la Alhambra o el Picasso de Málaga.

De momento, todo esto no está ni mucho menos cerrado y lo único evidente ahora mismo es la negativa de la Junta a renunciar a la gestión de los museos. Sobre el de Málaga, que podría abrir a finales de 2015, Alonso argumentó que el único debate posible es pedir celeridad al Estado para que se inaugure lo antes posible porque es una “demanda histórica” de la ciudad. Calculó que su mantenimiento será de unos tres millones de euros al año.

La colección permanente del Museo de La Aduana contará con cerca de 1.600 piezas: 1.300 arqueológicas y 287 obras pictóricas del Bellas Artes. Los fondos están almacenados desde hace más de tres lustros, desde que fueron desalojados del Palacio de Buenavista, actual sede del Museo Picasso Málaga.

Tras las declaraciones del consejero, el alcalde de Málaga criticó su postura “distante” y “altanera” y censuró su criterio “absolutamente carente de sensibilidad local”. Su intención es involucrar en este debate a la presidenta andaluza. “Todo lo que puedan hacer los ayuntamientos, que lo hagan, y no el nivel regional”, insistió.