Calparsoro y el CEAR contra Maroto

El Fiscal Superior del País Vasco cree que Maroto genera desazón entre los vecinos

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, todavía no ha decidido si le llamará a declarar al alcalde de Vitoria por un presunto delito de incitación al odio, tal y como ha solicitado la asociación SOS racismo. 

Pero sí está convencido de que las declaraciones de Maroto “el alcalde de todos los vitorianos, sean españoles o nacidos fuera”, generan desazón entre los vecinos de la capital porque no es de recibo, “además de peligroso” acusar a la mayoría de los inmigrantes de cometer “fraude” en la percepción de la Renta de Garantía de Ingresos.

La Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi (CEAR-Euskadi) fue un poco más allá y su presidente, el abogado Javier Galparsoro consideró “obsceno” que se quiera “criminalizar a los inmigrantes que son gente digna que quiere trabajar” y son “personas pobres que lo tienen mucho más complicado” que las del Estado.

Además, emplazó a los partidos políticos a que “se miren su propio ombligo” y pongan como “referentes de sus preocupaciones” a los miembros de sus formaciones que “han saqueado” las arcas públicas, las cajas o los fondos de todos los ciudadanos. Galparsoro se mostró preocupado ayer por la “vulnerabilidad a la que se está exponiendo a personas inmigrantes”.

Las redes sociales tampoco están siendo ajenas a las palabras de Maroto. El actor Unax Ugalde le reprendió que “no todo vale”, y también lo hizo Tristán Ulloa. Maroto le respondió al primero: “Mi propuesta no es racista”. El Ararteko, Iñigo Lamarca, le acusó de “romper las reglas del parlamentarismo” con su pretensión de realizar una campaña de recogida de firmas, para recortar la RGI.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50