CLÁSICA

Un piano con tintes futuristas

La Fundación Juan March dedica un ciclo completo al futurismo

La música del siglo XX es compleja y difícil de encasillar en patrones de épocas, estilos y movimientos. Una música tan caótica como la historia del propio siglo, enzarzado entre guerras y reconstrucciones, alegría y lamento, barbarie y esperanza. Uno de los movimientos hijos de las vanguardias más interesantes es el futurismo. La Fundación Juan March dedica un ciclo completo a las músicas que nacieron de aquellos intelectuales obsesionados con el progreso y con las nuevas maquinarias que iban apareciendo. En el concierto de este miércoles se repasará la música futurista llevada al piano, en un intento de crear un repertorio de este estilo para el rey de los instrumentos solistas. Alberto Rosado será el pianista encargado de repasar los experimentos de diversos compositores por hallar una conexión entre estas maquinarias y los sonidos de su tiempo. Así, en el concierto estarán presentes nombres conocidos como los de Puolenc o Bartók y, como complemento, una muestra de arte futurista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS