_
_
_
_
_

Menos fútbol, más puntos

El Espanyol, que intentó generar un juego más asociativo, recupera el pragmatismo

Sergio González, durante un partido de esta temporada.
Sergio González, durante un partido de esta temporada. CARLOS MIRA (Diario As)

El Espanyol de Sergio González intentó cambiar de piel. Desprenderse del mono de trabajo y vestirse de frac. “Quiero que la gente tenga ganas de venir al campo, que se sienta identificada con nuestro equipo. Que piense: ‘¿Dónde voy a ir hoy? Al Espanyol, que voy a disfrutar”, avisó el novel entrenador blanquiazul en su presentación. Tras la etapa de fútbol práctico que proponía Javier Aguirre, Sergio quería dar un paso adelante en el juego. El intento no funcionó en la pretemporada y tampoco en el comienzo de la Liga. Y el técnico, rápido de movimiento, optó por cambiar la hoja de ruta.

En los primeros tres partidos en la Liga, el Espanyol acumuló un sólo punto y muchas dudas sobre su juego. La respuesta desde el banquillo fue regresar a una receta conocida: más pragmatismo y menos florituras. El resultado, resultadismo. Cinco puntos sobre nueve y aire para Sergio González. Tras el partido frente al Valencia (3-1) el preparador del Espanyol reunió a sus muchachos en el vestuario. “No podemos perder más puntos. Tenemos que buscar un juego más simple. Ya habrá tiempo para jugar mejor”, les explicó Sergio.

En el inicio de la Liga las estadísticas del Espanyol marcaban una media de 284 pases buenos y un promedio de posesión del balón del 44,68% por partido. Tras la mudanza de estilo, el conjunto de Sergio suma 216 pases buenos (un 15% menos) y una media de tenencia del cuero de 40,42%. “El equipo estaba sufriendo muchas contras, que nos pillaban demasiado abiertos”, concede Sergio. “Dimos un pasito atrás para coger conceptos. Se trata de evitar ocasiones de peligro para el contrario. Hemos hecho un kit kat. Y ahora vemos que con la portería a cero los jugadores recuperan sensaciones. Y esa confianza va a hacer que recuperen su fútbol. Toda la vida se ha empezado a construir un equipo desde abajo y nosotros vamos a hacerlo así”, añade el entrenador del Espanyol.

Dimos un pasito atrás para coger conceptos. Se trata de evitar ocasiones de peligro para el contrario” Sergio González, técnico del Espanyol

Desde el partido frente al Málaga, sólo hemos encajado dos goles y fueron a balón parado”, explica Víctor Sánchez. “Lo importante es no encajar. Ahora necesitamos puntos y equilibrio en el juego”, tercia Cañas. Sin embargo, Sergio González no quiere que sus jugadores se excedan. “Hemos confundido la contundencia con despejar sin una orientación, pero eso nos ha dado seguridad”, explica el técnico. Menos fútbol, más puntos para el Espanyol que hoy recibe a la Real Sociedad (19.00).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen
Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_