Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los votos del PP impiden reducir las exigencias para presentar ILP

Reducir el número de firmas, que los promotores las defendieran y poder recurrir si no se admiten eran algunas propuestas del PSPV

El pleno de las Cortes Valencianas ha rechazado este miércoles con los únicos votos en contra del PP, la propuesta socialista de reformar la ley de Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretendía reducir las exigencias para que estas prosperasen.

La propuesta, que ha sido apoyada por todos los grupos de la oposición, planteaba reducir el número de firmas necesarias para tramitar una ILP (de las 50.000 actuales a 30.000) y aumentar de 12.000 a 18.000 euros los recursos económicos asignados a los promotores de estas iniciativas. Además, la propuesta pedía admitir el mecanismo de firma electrónica y permitir que una ILP fuera admitida a trámite incluso cuando está en tramitación una ley similar, hecho ahora incompatible.

Los socialistas proponían también que los promotores de la iniciativa la expusiesen en el pleno y establecer la posibilidad de que pudieran recurrir al Tribunal Constitucional en caso de que la iniciativa no sea admitida a trámite.

La diputada socialista, Ana Barceló, ha afirmado que el objetivo de esta proposición de ley es facilitar el ejercicio de la Iniciativa Legislativa Popular, como cauce directo de participación de los ciudadanos en la vida parlamentaria. Barceló ha destacado que han pasado 21 años desde que en 1993 se aprobó la ley que regula la ILP, y la realidad política, social y económica actual es muy diferente a la de entonces.

El diputado popular, Rafael Maluenda, ha dicho compartir la idea de allanar el camino a la participación, pero ha lamentado que los socialistas hayan presentado una reforma de la ley unilateral, y les ha pedido que la retiren para abrir un diálogo de todos los grupos parlamentarios para lograr una "reforma profunda".

Maluenda ha rechazado algunas de las propuestas planteadas por el PSPV en la proposición de ley, como la posibilidad de que los promotores de la ILP intervengan en el pleno de Las Cortes, algo que, según ha dicho, "por tradición" solo está permitido a los diputados y miembros del Consell.

La socialista ha lamentado el "discurso rancio" del popular a quien ha acusado de no entender "lo que significa la participación ciudadana", ha abogado por rectificar y cambiar el reglamento para adaptarse a las demandas sociales, y ha señalado que todas las ofertas que el PP hace de diálogo "son papel mojado".

Maluenda le ha respondido repitiéndole en castellano que está de acuerdo con allanar el camino a la participación, pues cree que es posible que no le haya entendido en su intervención anterior por haberla hecho en valenciano.

El diputado popular ha retirado estas palabras después de que Barceló le haya pedido que se disculpe, y de que el diputado de EUPV Ignacio Blanco haya lamentado "el feo" hecho a la parlamentaria y le haya preguntado si cree que el 90% de los diputados de su bancada le entienden. Blanco ha avanzado el apoyo de su grupo a la proposición de ley y ha defendido la capacidad que tienen reconocida los grupos parlamentarios para presentar iniciativas legislativas, y Compromís ha respaldado la propuesta a pesar de verla "insuficiente" para poder mejorarla durante su tramitación.