Marionetas más allá del guiñol

El ciclo Titerescena del CDN reivindica la vigencia de un género habitualmente relagado al infantil

Obras expuestas en la muestra 'Akhyan', parte del programa Titerescena en el CDN.
Obras expuestas en la muestra 'Akhyan', parte del programa Titerescena en el CDN.

La palabra “títere” quizás suene para algunos a guiñol de cachiporra y a parque infantil. Pero en India, la marioneta y la máscara no son solo artefactos teatrales lúdicos. Sus colores vivos y sus formas repetidas una y otra vez sirven desde hace siglos para cantar poemas épicos, realizar ritos religiosos y, en suma, para que un pueblo se narre a sí mismo.

 Ese carácter es el que el programa Titerescena quiere poner de relevancia en su primer año de funcionamiento. La iniciativa, una colaboración entre el Centro Dramático Nacional (CDN) y el Topic, Centro Internacional del Títere de Tolosa, se inaugura con la exposición Akhyan (hasta el 12 de octubre en el teatro Valle-Inclán), en sánscrito “narración” o “historia”. Un homenaje a una de las formas teatrales más populares en India y una declaración de intenciones: la simpleza del títere es capaz de contar la complejidad del mundo.

“La marioneta, en España, ha sido el hermano pobre del teatro y se le ha tratado incluso de forma despectiva”, explica Idoya Otegui, directora del Topic. El agravio pretende solventarse ahora con un convenio de cuatro años en el que el títere asegura su presencia en el CDN. La programación de esta primera temporada se compone de 12 espectáculos desde septiembre a junio que sirven como muestra de la actualidad del teatro practicable.

La muestra, además, trata de alejarse de uno de los sambenitos del género: las marionetas son para los más pequeños. No se lee “infantil” en ninguna parte del programa, pero Otegui advierte: “Esta vez, la mayoría de los espectáculos son para niños, lo que no quiere decir que sean exclusivamente para niños”.

Es el caso de la primera obra programada, Ulises (20 y 21 de septiembre), de la compañía Bambalina, que trabaja con marionetas desde 1981. Josep Policarpo, productor de esta Odisea, ve el programa del CDN como “un buen signo”: “Hemos salido del gueto, de los festivales del género. Ya solo queda que seamos parte habitual de la programación”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50