Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ISABEL BONIG / Coordindora general del PCPV y consejera de Infraestructuras

“Hay que recuperar el alma del PP”

La dirigente popular asegura que “el único proyecto de la izquierda es sacar al PP de las instituciones”

La número dos del PP valenciano, Isabel Bonig, en una sala de reuniones de la Consejería de Infraestructuras.
La número dos del PP valenciano, Isabel Bonig, en una sala de reuniones de la Consejería de Infraestructuras.

Isabel Bonig (Castellón de la Plana, 1970) es la número dos del presidente Alberto Fabra en el PP de la Comunidad Valenciana. Responsable de una campaña electoral que los populares ya han dado por iniciada, Bonig fue alcaldesa de La Vall d’Uixó (207-2011) hasta que Francisco Camps lanzó su carrera y la incorporó al Consell como consejera de Infraestructuras. Fabra ha ampliado sus poderes.

Pregunta. Los sondeos les pronostican la pérdida del gobierno en la mayoría de las instituciones. ¿Cómo afrontan las elecciones?

Respuesta. Nuestro objetivo es volver a ganar las elecciones. Este es un momento complicado, no solo para el PP. El PSPV se enfrenta exactamente a lo mismo, una bajada de votos espectacular. En ellos todavía se ha agudizado más, porque llevan 20 años en la oposición. Estoy convencida de que, junto a la explicación de las medidas económicas y la mejora del empleo, hay que recuperar el alma del PP. La gente tiene que volver a identificar lo que defiende el PP, que son las ideas del centro derecha ante un frente popular de izquierdas muy radical.

P. Fabra hizo de la reforma del sistema de financiación autonómica el eje central de su política. Parece que han renunciado.

R. No es verdad que hayamos renunciado al cambio de sistema de financiación. Ni ahora, ni antes. El PSPV no dijo nada con Zapatero y Ximo Puig dijo que era un buen modelo. El PP ya lo puso de relieve y ahora arrastramos un sistema de financiación que no cubre las necesidades básicas de la Comunidad Valenciana.

P. Pero ustedes no se opusieron. Se abstuvieron.

R. Nos abstuvimos porque pensábamos que había que llegar a un acuerdo. A lo mejor habría que haberse opuesto en su momento, pero nos abstuvimos y seguimos reclamando. El presidente Rajoy ha dicho que la situación económica no permite abrir el melón de la financiación. Sí abrir mecanismos para poder pagar y atender los servicios públicos y se va a llegar a una solución.

“La gente tiene que identificar el centro derecha ante un frente popular”

P. ¿Por qué han paralizado la reforma del Estatut que pide más inversiones del Estado?

R. No hemos paralizado la reforma del Estatut, simplemente le hemos recordado al Congreso de los Diputados que, puesto que se está estudiando otra reforma, se deje de momento la reforma en la que se pide una inversión del Estado acorde con la población. Nosotros no hemos renunciado a nada. En la reciente comisión de reforma del Estatuto, donde se habla de estos temas y de otros que interesan a los ciudadanos como reducir privilegios a los diputados a los que la izquierda se ha opuesto, hemos dicho que estábamos dispuestos a hablar de financiación y de cláusulas de inversión.

P. ¿Se siente molesta cuando las críticas de los empresarios coinciden con la oposición?

R. No, no. Yo soy partidaria, como buena liberal, de que la sociedad valenciana sea reivindicativa. No me molesta que reivindiquen inversiones. Solo puse de manifiesto que algunos empresarios también deberían haber exigido con la misma energía en aquel verano negro de 2010 cuando el Gobierno socialista paralizó obras básicas para la Comunidad Valenciana. Y que se reconozcan también los esfuerzos. Unos lo hacen y otros no. Allá cada uno.

P. Entonces, no le molestan las críticas

R. No, para nada.

P. Su Gobierno se comprometió a gestionar una entrevista de los empresarios y el ministro Cristóbal Montoro. De eso hace más de dos meses y seguimos sin fecha. ¿No transmiten la imagen de un Consell impotente?

R. No. Se está trabajando en fijar la reunión, pero es verdad que el ministro Montoro debería haber tenido más diligencia a la hora de fijar una reunión. No me gustaría que por un hecho puntual se trasladase la imagen de que el Gobierno pasa absolutamente.

“Rajoy ha dicho que la situación no deja abrir el melón de la financiación”

P. Un hecho puntual que ustedes han puesto bajo el foco. Se comprometió el Consell.

R. Se comprometió y trabaja para que se produzca.

P. Han lanzado ahora un discurso de regeneración democrática. ¿Por qué defienden la reducción de parlamentarios y cambios en el sistema electoral y rechazan la limitación de mandatos o las primarias internas?

R. En la comisión de reforma del Estatuto estábamos dispuestos a hablar de cualquier medida que mejorase la calidad democrática y no hemos obtenido respuesta de la izquierda.

P. Le pregunto por qué defienden unas medidas y no otras.

R. Son las medidas que pensamos que pueden romper el muro de desafección entre los ciudadanos y los políticos, pero también estamos dispuestos a hablar, por ejemplo, de la limitación de mandatos. Respecto a las primarias, no tenemos inconveniente en debatirlo, pero todas estas cuestiones se plantean en los congresos. El PPCV ha realizado una regeneración de líderes sin precedentes, que no veo en el PSPV. Ximo Puig lleva 30 años en política.

P. Cerca de 15 sentencias desfavorables por opacidad y, todavía, dos imputados del caso Gürtel en las Cortes. ¿No es una dificultad para llegar a pactos?

R. Yo creo que no. La izquierda está evidenciando que su único proyecto es sacar al PP de las instituciones como sea. Es verdad que tenemos 14 sentencias en contra, pero no se puede hacer de unos casos excepcionales la regla general. Ha habido más de 60.000 peticiones de información y solo nos han condenado por esas 14. Los ciudadanos tienen que saber que en esta consejería hay más de 200 solicitudes de documentación que no han pasado a recogerse.

P. El PP presume de defender la identidad valenciana. ¿Es un concepto de valencianidad excluyente que fomenta el anticatalanismo?

“La Acadèmia se blindó. No pueden decir que tiene injerencias políticas”

R. El PP no es anticatalanista. Es una concepción errónea. Defendemos un concepto de valencianía y no excluimos a nadie.

P. No es la impresion que tienen quienes defienden la unidad de la lengua.

R. Exigimos que el PSPV se defina. No voy a entrar en cuestiones lingüísticas porque no soy lingüista, pero nuestra lengua es el valenciano y nuestros límites territoriales y señas de identidad están fijados en el Estatuto. Pedimos respeto, no nos oponemos ni a Cataluña ni a sus señas de identidad, pero si alguien quiere que la Comunidad Valenciana sea de los países catalanes no lo comparto.

P. Cada vez que la Acadèmia Valenciana de la Llengua asume la unidad de la lengua ustedes responden con presiones.

R. No pueden decir que tienen injerencias políticas, la AVL se blindó en el Estatuto con una mayoría cualificada.

P. Han amenazado con quitarles el presupuesto.

R. A la AVL le pedimos que respete el Estatuto y cumpla con el dictamen del Consell Jurídic, que dice que nuestro idioma es el valenciano. No ha habido ataques.

P. ¿Quiénes son para usted los referentes del PP en la provincia de Alicante?

R. Los referentes son el presidente del PP en Alicante, José Ciscar; la presidenta de la Diputación y todos los alcaldes.

P. ¿Y por qué no fueron a la cena de inicio de curso del PP?

R. Tratar de hacer de eso una división es ficticio. Tenían asuntos personales o estaban de vacaciones. Fueron los número dos.

P. ¿La decisión de Rajoy de retrasar la designación de candidatos complica el clima en el PP?

R. Empezar a hablar de todas estas cuestiones de listas, que siempre producen fricciones, transmite al ciudadano la sensación de que ya están los políticos con sus cosas. La decisión me parece acertada.

“A lo mejor hay que empezar a pedir que paguen las infraestructuras los que las usan”

J. F. / C. V.

La consejera de Infraestructuras, Isabel Bonig, despidió el pasado curso político con críticas de la patronal por la escasa inversión en obra pública. Se quejaba además de que los pocos proyectos en marcha se retrasaban.

Pregunta. El corredor mediterráneo se simplificó con el tercer hilo para hacerlo factible pero, según los empresarios, solo hay tres tramos en ejecución.

Respuesta. Nos fuimos en verano con 13 contratos adjudicados. Hubo un retraso porque el tramo entre Castellón y Tarragona estaba previsto en ancho europeo y luego los empresarios pidieron que fuera en ancho ibérico, lo que obligó a rehacer los proyectos y provocó el retraso. Dar fechas exactas en estas obras es complicado pero los planes del ministerio continúan.

P. Es lógico su celo después de que el proyecto se haya simplificado tanto.

R. Nos han criticado a los políticos por las obras faraónicas y una vez que presentamos una obra realista y factible, también nos critican. A lo mejor hay que empezar a pedir que paguen las infraestructuras quienes las utilizan. A ver si eso gusta más.

P. Y después de tantos descensos, su consejería ¿tendrá más presupuesto en 2015?

R. Remataremos cuatro cuestiones pero nso mantenemos. Tenemos la puesta en marcha de la línea 1, acabar la prolongación de la línea 5 a Riba-roja, que esperamos esté en pruebas a principios de 2015 y el plan de mejora de la línea 9, que une Alicante con Dénia y Benidorm.

P. ¿Renuncian entonces a acabar la línea 2 de Valencia?

R. Lo planteamos para la próxima legislatura. Tenemos un grupo de trabajo y se estudian varias posiblidades. Hace falta inversión del Ministerio de Fomento y de la Generalitat, pero en este momento es imposible acometerla porque no hay dinero.

P. El tren de la costa se comprometió en 2011. Han pasado tres años y lo único que hay es un plan de viabilidad que dice que será rentable. ¿Para cuándo las obras?

R. Se necesitan 1.000 millones de euros de inversión porque es un proyecto a largo plazo. Hemos dado los pasos necesarios y al final de la siguiente legislatura podría estar. En 2011 se firmó [cuando el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero] un simple protocolo sin consignación.

P. El presidente Alberto Fabra dijo que la construcción no podía ser el único motor de crecimiento económico. Aun así comienzan a conocerse nuevos desarrollos urbanísticos. ¿Tenemos vacuna contra una nueva burbuja inmobiliaria?

R. Hay terreno sin desarrollar todavía, usémoslo primero. Y cuando se acabe pintemos más manchas. Le puedo asegurar que se están tumbando muchos planes generales en base a ese argumento. La ley tiene mecanismos suficientes para evitar otra burbuja pero es verdad que todavía hay muchos alcaldes, de diferente signo político, que sueñan con las grandes clasificaciones de suelo.

P. ¿Cuándo piensan pagar los 240 millones de ayudas a la vivienda que deben a los afectados?

R. Vamos a pagarles. Hemos hecho dos cosas importantes, reconocer la deuda en los presupuestos de 2012 y establecer una fórmula de pago. Hemos pagado los anticipos bancarios y ahora preparamos una cantidad importante para pagar los fondos finalistas. El resto lo abonaremos por antigüedad, creemos que en tres o cuatro años. Estamos acabando un plan de pagos con la Consejería de Hacienda y dentro de poco entregaremos a los afectados un calendario de pagos.

P. ¿Qué piensa hacer con Vaerse después de los varapalos judiciales?

R. El ERE [de 207 personas] se ha declarado improcedente y pagaremos las indemnizaciones. Y las declaraciones de impacto ambiental [que hacía el personal de Vaersa suplantando a los funcionarios] ya no se hacen. Entendemos que los informes no se verán anulados. Vamos a redimensionar Vaersa y que se encargue de materias que no tengan problemas.