Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pedrea son los proyectos empresariales

Ganadores del último Gordo de Navidad se unen con firmas reconocidas para fomentar en Monforte de Lemos nuevas ideas de emprendedores

Empresarios participantes con el alcalde monfortino (segundo por la derecha)
Empresarios participantes con el alcalde monfortino (segundo por la derecha)

 El pasado 6 de enero, los Reyes Magos trajeron a Monforte de Lemos algo más que juguetes. Por lo menos a algunos padres. A los que habían comprado décimos o participaciones del número 76254 que resultó ser el premio gordo de la lotería del Niño, vendido en exclusiva en la ciudad ferroviaria. 120 millones de euros, que de haberse repartido equitativamente entre los cerca de 20.000 vecinos censados habrían tocado a un millón de las extintas pesetas por cabeza, fuese de niño o adulto. Entonces, algunos se plantearon que tanto dinero debería servir para algo colectivo, y otros lo pusieron en duda. Ahora, aunque de forma indirecta, aquella idea ha fructificado en un premio para proyectos empresariales.

“En cuanto salió lo de la lotería vino a verme César [Vázquez, uno de los afortunados, propietario de Cesmauto, un concesionario de automóviles] para decirme que habría que hacer algo para que todo ese dinero revirtiese de alguna forma en el progreso de Monforte”, dice el alcalde, Severino Rodríguez, del BNG. Inmediatamente se sumaron dos monfortinas exiliadas, la ex presidenta del Tribunal Constitucional María Emilia Casas Baamonde y la periodista Julia Otero. Ellas, el alcalde, Vázquez y otras seis personas más constituyeron la Asociación Semente. Sin embargo, lo único que consiguieron fueron 6.400 euros. “No lo veo claro”, había declarado a La Voz de Galicia el ganador del premio especial de 40 millones de euros.

“Vimos que era un proyecto utópico y poco realista”, reconoce Severino Rodríguez, “pero también fuimos viendo que podíamos poner en común ideas con empresarios que están dispuestos a invertir”. Así que en el salón de actos del Centro do Viño de la capital de la Ribeira Sacra se ha presentado el I Concurso de Proxectos Empresariais Semente Monforte, que premiará con 10.000, 6.000 y 4.000 euros a las mejores y más viables propuestas para crear una empresa. El concurso está apoyado por 16 empresas (Aceites Abril, Anjoca, Azkar, Barbosa e Hijos, Cesmauto, Curtidos Coiro, Dimaga, Estrella Galicia, Gadisa, Inveravante, Monbus, Pérez Rumbao, Promotora Audiovisual Somos.Son, R y Regina Viarum).

“Había gente que no creía, que no lo veía claro. Aquí está la claridad”, señala César Vázquez, en alusión a los críticos con Semente Monforte. Vázquez participó en la presentación junto con Ángel Jove, de Anjoca; Juan José Jaén, de Bricoking, y la presidenta de la Asociación Semente, Sara Fernández, exdirectora del colegio A Gándara. Los candidatos deben presentar sus propuestas en www.sementedemonforte.org antes del 31 de octubre. El proceso de selección atravesará distintas fases que culminarán en una presentación presencial en Monforte el 14 de marzo de 2015, día en el que se hará público el fallo. El jurado estará compuesto por un representante de cada empresa, uno de cada Facultad de Economía de las universidades gallegas, uno del IGAPE y dos de la Asociación Semente.

“No podemos obligar a empresa a que se radique en un sitio concreto, pero las ideas que contemplen su realización en de Monforte tendrán una puntuación extra. Y lo mismo con los proyectos que tengan como objetivo el desarrollo del medio rural de la Ribeira Sacra y el aprovechamiento de sus recursos”, apunta Rodríguez. Al margen de las bases y de la organización, las empresas patrocinadoras podrán proponer financiación para cualquiera de los proyectos finalistas, aunque en caso de llevarse a cabo, la organización podrá hacerlo público.

En cuanto a los 6.400 euros, “dos mil irán para paliar los problemas médicos de dos niños de la zona [uno de ellos Uxía, la niña que precisa el implante de una mano] y el resto, para adquirir, alimentos en Gadis, a un precio especial, que donaremos a Cáritas”, explica César Vázquez, el hombre que quiso devolverle algo a la suerte.

Más información