Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía instalará cámaras en tres parques para detener al pederasta

Ciudad Lineal, San Blas y Moratalaz tendrán videovigilancia en breve

Agentes a caballo patrullan por el parque del Calero, en Ciudad Lineal. Ampliar foto
Agentes a caballo patrullan por el parque del Calero, en Ciudad Lineal.

El anuncio llegó el lunes de la semana pasada por parte de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. En tan solo un día, agentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid se pusieron manos a la obra para estudiar al detalle los parques más importantes de la zona noreste de la capital para instalar cámaras de videovigilancia y poder detener así al pederasta de Ciudad Lineal. Este ya ha secuestrado a tres niñas en los últimos cuatro meses en este área, por lo que la policía quiere incrementar la presencia y los dispositivos de seguridad para evitar que vuelva a delinquir.

Los agentes han visitado hasta el momento los tres principales parques de Ciudad Lineal, San Blas y Moratalaz. En este último distrito, “el enemigo público número uno”, en palabras de Cifuentes, todavía no ha raptado a ninguna niña. Por tanto, se ve de manera preventiva.

Los agentes se han centrado en el parque de Calero, en la calle de José del Hierro (Ciudad Lineal), cerca de donde el delincuente más buscado de Madrid capturó a su primera víctima el 10 de abril, una niña española de nueve años. Esta zona verde, considerada como “la más emblemática” del distrito, consta de 67.975 metros cuadrados. Los agentes están comprobando las tiendas de chucherías, los parques infantiles y los comercios que podrían ser más atrayentes para los menores. También están comprobando cuáles son los puntos más idóneos para instalar las cámaras de vigilancia, de forma que abarquen el mayor rango posible tanto de barrido como de grabación.

El segundo parque que han visitado los policías es el del Paraíso, en la avenida de Arcentales, en el distrito de San Blas. Este es el más grande de los tres, con 167.106 metros cuadrados, ya que ocupa prácticamente todo el vial. Este da acceso directo a la M-40 y grandes avenidas como la de los Hermanos García Noblejas o Francisco Largo Caballero, muy propicias para salir huyendo en caso de cometer el secuestro de una menor. Además, coincide que la última víctima, una niña de siete años y origen dominicano secuestrada el pasado 22 de agosto, fue liberada muy cerca de esta zona y del estadio de La Peineta, en la calle de Mequinenza y el anillo ciclista.

Moratalaz ha sido un distrito en el que hasta la fecha no ha raptado a ninguna niña el pederasta de Ciudad Lineal. Sin embargo, la policía también ha visitado el parque de Moratalaz, también conocido como parque Z, situado entre las avenidas del Doctor García Tapia y Moratalaz y la calle de Marroquina. Este es el más pequeño de los tres elegidos, con 49.158 metros cuadrados.

Una niña juega en el parque de Hortaleza en el que fue secuestrado la última niña. ampliar foto
Una niña juega en el parque de Hortaleza en el que fue secuestrado la última niña.

La instalación de las videocámaras no será inmediata, según reconocen fuentes policiales. Es necesario redactar un proyecto de instalación en el que se concreten el número de ojos electrónicos, su ubicación y los motivos que llevan a su colocación (en este caso la detención del pederasta). Este documento debe ser revisado por la Comisión Regional de Videovigilancia, en la que participan jueces y fiscales, además de la policía y la Guardia Civil. Tras recibir el preceptivo visto bueno previo, es necesario un segundo informe una vez que estén ya instaladas y antes de su entrada en funcionamiento. Esto retrasa el proceso a unos tres meses “como mínimo”, según fuentes policiales.

Aparte, es preciso que se garantice la custodia de las imágenes y que se borrarán en un plazo máximo de siete días. Tampoco podrán enfocar a viviendas particulares de forma que se garantice la intimidad de sus moradores.

Aumenta la presencia de agentes en la zona noreste de la ciudad

La eficacia de estos dispositivos suele ser bastante relativa, ya que es preciso que se anuncien mediante los correspondientes carteles a la entrada de los parques o de las áreas que vigilan. Esto hace que los delincuentes, entre ellos es de suponer que el pederasta de Ciudad Lineal, elijan otras zonas que carezcan de estas medidas de seguridad.

Mientras llega la instalación de las cámaras de seguridad, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha incrementado la presencia de agentes uniformados y de paisano en los distritos en los que ha secuestrado el depredador. Otra imagen que se ha convertido ya casi en habitual es que agentes a caballo y a pie patrullen por los parques. De hecho, algunas unidades de la Brigada de Seguridad Ciudadana, como los radiopatrullas o los bronce, tienen esta zona como su única prioridad. Ahora son habituales los controles preventivos en cualquier punto —en especial en las grandes avenidas— de Ciudad Lineal, San Blas y Hortaleza. Fue en este punto, en la calle de Gomeznarro, el elegido por el criminal para capturar a su última víctima.

Los controles aleatorios

en las grandes avenidas

son ya frecuentes

Un detalle que llama la atención es que en el último secuestro el criminal eligió un pequeño parque metido entre dos calles y no una gran superficie verde como las que pretende vigilar la policía con las videocámaras. Igual ocurrió con la segunda víctima, una niña de cinco años de origen chino, que fue capturada el 17 de junio en la calle de Luis Ruiz, en el barrio de Ascao. Aquí tampoco se produjo en un parque, sino justo delante de la tienda de alimentación de sus padres. Y al igual que en el resto de casos, no había ninguna cámara de videovigilancia por la zona que haya permitido tener una imagen, al menos parcial, del “enemigo público número uno” de Madrid.

La llegada de septiembre y el inicio del curso escolar motivarán que aumente el número de policías, tanto nacionales como municipales, en las entradas de los colegios de los tres distritos afectados. La vigilancia se hará de manera conjunta y coordinada entre ambos cuerpos para evitar que algún centro escolar quede sin presencia de agentes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram