Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fronteras (in)visibles

Varios artistas africanos hacen parada en Madrid en un viaje por carretera de Lagos a Sarajevo

El grupo de artistas africanos del proyecto Invisible Borders. Ampliar foto
El grupo de artistas africanos del proyecto Invisible Borders.

Una furgoneta, 21 países y un viaje por carretera de casi 22.000 kilómetros, con parada en Madrid. Ocho artistas africanos llegaron el pasado jueves a la capital con el proyecto Invisible Borders, un road trip entre Nigeria y Bosnia que busca traspasar y borrar fronteras. Fotógrafos, artistas visuales y escritores colaborarán con creadores locales hasta el próximo martes, cuando emprendan ruta hacia su próximo destino, Barcelona.

Togo, Ghana, Liberia, Senegal, Mauritania… Desde el pistoletazo de salida inicial en Lagos hasta llegar a Madrid, han cruzado ya una decena de fronteras. El "cansancio" es el elemento común con el que se han topado en el camino. "Y la amabilidad de la gente que no tiene nada y se desvive para darnos todo. Te dan el impulso para continuar y hacen fácil lo difícil", asegura Breeze Yoko, artista visual y grafitero nacido en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Es la quinta edición de Invisible Borders, un proyecto que nació en 2009 y que entonces llevó a varios fotógrafos nigerianos desde Lagos hasta Bamako (Malí). El de este año es el primer road trip que salta a Europa para cruzar líneas y "mover la conversación" a otros territorios. "No habrá progreso en África hasta que no haya libertad de movimiento", rezan unas letras blancas sobre fondo negro en el vídeo de presentación. "Viajar por carretera te permite experimentar las ciudades, el paisaje y la gente de forma diferente", explica el escritor nigeriano Emmanuel Iduma.

Pero las fronteras, aunque invisibles, siguen ahí, levantando muros en ocasiones infranqueables. Esta parada es, en realidad, su segunda visita a Madrid. La primera apenas duró cuatro horas y se desarrolló dentro de los confines del aeropuerto de Barajas. Parte del grupo tuvo que volar a Madrid desde Senegal después de que Marruecos les negara el visado para entrar en el país, otro de los puntos marcados en la ruta. Desde la capital, volvieron a la parada anterior, Málaga, donde han pasado dos semanas.

"Somos jóvenes y africanos, tratando de cruzar la frontera de Europa desde Marruecos. Solo por eso sabíamos que iba a ser muy complicado", explica el fotógrafo nigeriano Tom Saater. "Lo que hemos descubierto es que la frontera que impone Europa no está en el Mediterráneo, no está en España, sino que funciona también dentro de África", señala la artista egipcia Heba Amin, "yo he tenido que pedir 11 visados para moverme dentro de mi propio continente, cuando un europeo puede hacerlo libremente".

Durante su viaje, el grupo ha ido desarrollando proyectos individuales y en colaboración con artistas locales. Creaciones, imágenes y reflexiones que van mostrando en una aplicación creada para seguir sus progresos. En Madrid, se alojan en la residencia de la Factoría de Arte y Desarrollo y están trabajando con el fotógrafo Juan Valbuena y el colectivo Nophoto, con quienes diseñarán un periódico que refleje el trabajo realizado en España y que luego se distribuirá en los centros culturales que hayan visitado. El viaje concluirá el próximo 31 de octubre en Sarajevo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram