_
_
_
_

Crisis en el curso de danza internacional IBStage de Barcelona por falta de apoyo

Los directores del certamen de Barcelona apuntan que Venecia podría acogerlo en 2015

El joven bailarín Rinaldo Venutti participante en el curso IBStage.albert garcía
El joven bailarín Rinaldo Venutti participante en el curso IBStage.albert garcíaALBERT GARCIA

"Sin una mayor implicación institucional IB Stage no se celebrará en Barcelona el próximo año", afirma Leo Sorribes, director del curso internacional de danza. "Estamos en conversaciones con la ciudad de Venecia y si llegamos a un acuerdo, que incluye poder hacer la Gala final en el teatro de Le Fenize, el próximo IB Stage será en la ciudad italiana", prosigue. Elías García, fundador del curso, maestro de baile y director artístico del certamen, afirma que les gustaba la idea de seguir en Barcelona "pero lo vemos imposible si aparte de la Generalitat -este año les ha concedido una subvención de 16.000 euros que no han cobrado todavía- no se implica alguna institución más. El año pasado Leo y yo pusimos dinero de nuestro bolsillo y no podemos seguir haciéndolo. No pretendemos ganar dinero pero sí cubrir gastos". Por otra parte, la subvención que les prometió el Ayuntamiento de Barcelona, en cambio, les ha sido vetada por el comité de valoración por no cumplir los requisitos. "El comité de valoración de los proyectos nos dio una puntuación baja en la calidad, algo incomprensible teniendo en cuenta el alto nivel del profesorado que participa", añade el director artístico.

El IBStage es un curso de danza de prestigio por la importante participación de bailarines internacionales con seis años de vida, los dos últimos en Barcelona. Al igual que el año pasado, el curso se realiza en el Auditori de Barcelona, cuya sala alquilan. Tres semanas de actividad frenética, 120 alumnos, 22 maestros, entre los que destaca Xiomara Reyes, Rinad Imaev, Deborah Ferrato Larrisa Lezhnina, 35 clases diarias y dos galas. La primera de ellas el 30 de agosto en el Centre Cultural de Terrassa y la segunda el 31 en el Auditori de San Cugat con figuras como Lucia Lacarra, Marlon Dino, Marianela Nuñez, Daria Klimentova y Vadim Muntagirov, entre otros.

Al entrar en las salas del Auditori donde se realizan las clases se oye "1 y 2 y 3, 1 yyy 2 yyyy 3, yyyyy 4, plié, relevé, grand jeté y doble pirouette". Huele a sudor y a talento. En la sala grande hay cincuenta estudiantes de danza en el escenario, veinticinco parejas que ensayan el paso a dos del ballet de La Bayadera, que se bailará en las galas los próximos días 30 y 31 de agosto.

El director artístico explica que el IBStage enseña a los bailarines no solo técnica "sino que también los prepara psicológicamente para afrontar el bailar en una compañía". Pero, sin duda, una de los principales alicientes de este curso es lograr un contrato de trabajo como le ha sucedido a Rinaldo Venutti, un joven bailarín siciliano que gracias a IBStage ha entrado en el American Ballet Theatre II y ya tiene un contrato con la compañía. Y la joven estudiante Rebecca Storani, ganadora del premio OWPD IBStage, galardón que le da la oportunidad de bailar con un primer bailarín, en este caso será Vadim Muntagirov, del Royal Ballet.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_