Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ley electoral

El PP vasco apoya la elección directa de alcaldes aunque “beneficie a Bildu”

La presidenta del PP vasco, a favor también de las listas abiertas, dice que la ley "daría protagonismo a los ciudadanos"

La reforma de la ley electoral para elegir alcaldes de manera directa que está estudiando el presidente, Mariano Rajoy, ha adelantado este año el curso político. El PP vasco, que vive una situación diferente a la del resto de España, ha sido el último en posicionarse. La presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, ha asegurado este miércoles en Bilbao que es una "medida necesaria que responde a la voluntad de acercar la política a los ciudadanos", y ha recordado a los partidos de la oposición que "la ley será igual para todos", sin oponerse a que en el País Vasco "podría beneficiar a Bildu" en algunos municipios.

Para Quiroga, que se ha mostrado favorable también a las listas abiertas, la medida obedece a una "demanda ciudadana" que pondría a los "políticos en un segundo plano", pese a que reconoce que en caso de que no hubiera un porcentaje claro, "habría que seguir llegando a acuerdos". Sobre la oposición que han mostrado partidos como el PSOE y EH Bildu, la presidenta ha dicho no entender cómo el resto de las coaliciones quieren "denostar una iniciativa que acerca a la gente".

La popular ha subrayado que la reforma por la que asumiría la alcaldía la lista más votada no incluiría en ningún caso salvedades con Bildu, quienes han denunciado que es una medida "antidemocrática y partidista que solo beneficiaría al PP". Quiroga ha querido recordar, además, que el PNV utilizó la misma estrategia para elegir alcalde en San Sebastián y Diputado General, por lo que entiende que los nacionalistas no deberían oponerse. El PNV no ha mostrado todavía una postura firme.

El portavoz parlamentario del PP vasco, Borja Sémper, también se ha pronunciado esta mañana en una entrevista en la Cadena SER sobre la posibilidad de que el PP reforme en solitario la ley electoral. Sémper defiende igualmente la medida, pero cree que debería ser consensuada: "Hay determinadas materias que, por la trascendencia que tienen, necesitan de mucho consenso".

Aunque el PP vasco utilizó el argumento de Bildu para justificar su carácter “democrático”, el secretario de Política Institucional del PSE-EE, Enrique Ramos, apuntó que los abertzales tendrían “un plus” para obtener la “mayoría absoluta” en el Ayuntamiento de San Sebastián, lo que, a su entender, llevaría a que hicieran “cualquier tipo de desmán sin que la oposición pudiera hacer nada”. El PNV y EH Bildu también son críticos con la reforma que alienta el PP.