LA LIDIA

Vitoria sigue con espíritu negativo

La feria taurina ha vuelto a ofrecer un tono menor. La afición alavesa no se resigna y debe exigir al Ayuntamiento un cambio en su organización

La feria apenas si ha atraido a media plaza
La feria apenas si ha atraido a media plazaL RICO

Está claro que la afición taurina de Vitoria tiene vida. A pesar de que el habitual espíritu de los aficionados sea cáustico y en los tendidos de la plaza las sonrisas se conviertan en una excepción, los dos últimos festejos de la feria de La Blanca dejaron claro que se puede sanar al moribundo ciclo.

La afición, reducida a ese cuarto de plaza que se cita cada tarde en el moderno pero cálido Iradier Arena, sabe que tiene salida y está dispuesta a exponérselo a los responsables municipales, empeñados en dejar su suerte taurina a empresarios que acumulan despropósitos en diferentes plazas del panorama estatal.

La empresa Iniciativas Taurinas no ha logrado en dos años revertir la ausencia de espectadores en los tendidos y tampoco ha generado un espectáculo mejor en la arena. La deserción de las figuras, Ponce y Perera se cayeron del cartel, se llevó el protagonismo hace un año, y en este 2014 la pobre presentación de las ganaderías ha sido la nota habitual. Tan sólo salieron toros serios el día de Palha, en un cartel de escaso tirón popular.

Tres años sin la presencia de los aficionados locales en la organización de la feria, cuando Vitauri fue excluida, han sido suficientes para entender que en la actualidad la fiesta de los toros va por otros derroteros. Ningún empresario de fuera llegará a salvar los muebles de Vitoria. Francia es el ejemplo, pero sin cruzar la frontera basta con mirar a Santander, Azpeitia, Gijón o las capitales manchegas, donde hay una salud excelente en sus ferias.

El alcalde vitoriano, Javier Maroto, asistió como un espectador más a los dos primeros festejos, en los que el público se divirtió, pero seguro que tendrá algún amigo que bien le informe de que aquello nada tiene que ver con una recuperación de la fiesta. Todo empieza por la presentación del ganado. No creo que para el resto de actividades que patrocina el consistorio durante el año busque cubrir el expediente.

Después, la recuperación pasa por la gente de casa, por los taurinos alaveses, que sin duda serán los mejores para sacar su fiesta a la calle.Las entradas no se venden en la taquilla dos semanas antes de comenzar la feria, sino se siembra durante los meses previos.

En el plano artístico, nadie duda de que el triunfo ganadero se lo llevó la portuguesa divisa de Palha y entre los toreros destacó la seriedad de Iván Fandiño, la clase de Hermoso de Mendoza, el sensacional momento de Sergio Galán y, sobre todo, la verdad con la que estuvo Sánchez Vara, a pesar de que no llegará a completar sus faenas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción