Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía investiga la rotura de la barra de seguridad de ‘Inferno’

Terra Mítica asegura que revisó la atracción el mismo día y defiende su sistema de seguridad

Un joven islandés de 18 años falleció al salir despedido de una montaña rusa

"JUSTO CUANDO LA ATRACCIÓN IBA A PARAR, A ÉL SE LE ABRIÓ EL ARNÉS Y CAYÓ EN LA CURVA".  Una testigo del accidente revela que la sujeción de la atracción falló.

¿Qué falló para que Sweinn, un turista islandés de 18 años, saliera despedido a gran velocidad de la atracción Inferno, en Terra Mítica? Esta es la pregunta que se están haciendo tanto la Policía Judicial como la dirección del parque de ocio de Benidorm.

El joven, que cayó desde más de 20 metros de altura y a gran velocidad, tardó en morir casi una hora. Los servicios sanitarios intentaron reanimarle, pero fue imposible. Junto a él, estaba su hermano mayor de 20 años, un amigo y su padre, que pasaban unos días de vacaciones en Torrevieja, al sur de Alicante.

La dirección de Terra Mítica aseguró ayer que Inferno, una especie de montaña rusa con giros de 360 grados y una velocidad de 60 kilómetros hora, fue revisada esa misma mañana por los técnicos del parque y cada año se somete a una “exhaustiva” inspección por parte de una empresa externa especializada.

Sin embargo, la Policía Nacional apunta que falló el sistema de seguridad ya que “el cinturón de seguridad y la barra protectora se rompieron y salieron despedidos”. No obstante, la investigación sigue abierta. La Policía este martes tomó declaración a empleados, técnicos y responsables del parque y confiscó los informes de las revisiones periódicas de la atracción, que permanece clausurada.

La víctima, de gran complexión y 100 kilos de peso, tardó en morir una hora

Según explicó una portavoz del parque el sistema de seguridad está regido por dos cilindros hidráulicos que bloquean el funcionamiento de la atracción cuando se detecta la más mínima incidencia. “Los arneses solo se abren si la atracción está parada, no sabemos qué pasó pero el arnés no pudo fallar”, aseguró.

Terra Mítica también contactó con la empresa alemana Intamin, que fabricó en 2007 Inferno, para que sus ingenieros investiguen. Otras fuentes apuntaron otra hipótesis: la gran complexión corporal de la víctima y sus más de cien kilos de peso. Sin embargo, el parque lo niega. “El chico cumplía, si no se hubiera podido colocar seguro el arnés no le hubieran dejado subir”, dijeron.

El presidente de la Asociación Española de Parques de Atracciones, Guillermo Cruz, lanzó un mensaje de tranquilidad porque “somos muy rigurosos” en materia de seguridad. Terra Mítica abrió ayer sus puertas con normalidad y con una afluencia de público “similar” a días anteriores.

El parque Warner Madrid en 2005 fue escenario también otro accidente cuando un joven de 23 años falleció tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza y en el Tibidabo de Barcelona en 2010 falleció una chica de 15 años al desprenderse la estructura de una atracción.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información