Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos detienen al autor de una agresión racista en el metro de Barcelona

La policía imputa a dos personas más, a los que acusan de lesiones y un delito de discriminación

La víctima, originaria de Mongolia, presentó una denuncia ayer por la noche

Imagen del vídeo con la agresión racista subido a Youtube
Imagen del vídeo con la agresión racista subido a Youtube

Los Mossos d'Esquadra han detenido este mediodía a un joven menor de edad como autor de una presunta agresión racista en el metro de Barcelona. Los agentes han imputado además a dos personas más, un mayor y un menor de edad, que también participaron en los hechos. Los tres están acusados de una falta de lesiones y un delito de odio y discriminación, según han informado hoy los Mossos d'Esquadra. Entre los acusados está también quién grabó las imágenes.

Los hechos sucedieron el sábado por la noche, en la línea 1 del metro. La víctima, originaria de Mongolia, se subió al suburbano en la estación de Urquinaona, según fuentes cercanas al caso, mientras que los agresores lo hicieron un poco antes, en Universitat. Al llegar a la altura de la estación de Sagrera, la víctima, de 25 años, recibió diversos golpes por parte de un joven rubio, que ha sido detenido por la policía catalana y que es de origen ruso, según fuentes policiales, aunque los Mossos no lo han confirmado oficialmente, alegando que es menor de edad. 

El violento episodio finalizó en la estación de Fabra i Puig. El joven agredido es empujado y acaba fuera de la estación, pero acaba entrando por otra puerta, según ha explicado el intendente de los Mossos Joaquim Bayarri. Los dos agresores se bajaron. El detenido vive cerca de la zona en la que se produjo la agresión.

La víctima llegó hasta la estación Fondo, en Santa Coloma de Gramenet, donde vive, y allí pidió ayuda. El joven fue atendido en el hospital por los diversos golpes que presentaba en la cara. Hasta anoche, los Mossos no tenían constancia de ninguna denuncia, pero finalmente gracias a las imágenes del metro y de las redes sociales, localizaron a la víctima y le llamaron para que acudiese a comisaría a denunciar. 

La agresión racista se difundió ayer a primera hora de la tarde a través de las redes sociales. En las imágenes se ve como un joven rubio golpea a otro de rasgos orientales, mientras varios pasajeros tratan de separarlos. El vídeo apareció en Youtube y fue distribuido en Twitter por un usuario que aparece en su foto de perfil rapado y con la boca tapada por un pañuelo con simbología neonazi. "El del vídeo no soy yo, yo soy el que graba. Él es un camarada ruso, el chino nos estaba insultando y el ruso le hizo callar", explica en un mensaje en la redes.

Los Mossos no han confirmado si hubo antes del incidente algún episodio que desencadenó la agresión. La persona que subió las imágenes a Youtube acusó a la víctima de haberles insultado. Ahora la unidad de Información de Mossos recopila todos lo ocurrido para reconstruir qué paso y piden que si alguna persona presenció la agresión, que se ponga en contacto con ellos.

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido personarse contra el agresor.  El primer teniente de alcalde y presidente de Transports Metropolitans de Barcelona, Joaquim Forn, ha declarado que se ha encargado a los servicios jurídicos la fórmula más adecuada para hacerla efectiva. "Hay que hacer entender que la intolerancia y la xenofobia no tienen cabida en Barcelona", ha considerado Forn.

Por su parte, el director general de Inmigración de la  Generalitat, Xavier Bosch, ha negado hoy que exista un incremento de las actitudes racistas en Cataluña y ha asegurado que la situación está "bastante controlada". El secretario general de ICV, Josep Vendrell, ha avanzado que el diputado ecosocialista Jaume Bosch preguntará a Interior acerca de las medidas que ha adoptado tras la agresión. El año pasado se produjeron en Cataluña 243 hechos delictivos relacionados con los delitos de discriminación y odio.

Más información