Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martiño Noriega: “AGE no es suficiente, hay que seguir avanzando”

El coordinador de Anova aboga por coaliciones como la que encabezará Ada Colau en Barcelona

Martiño Noriega, coordinador de Anova y alcalde de Teo
Martiño Noriega, coordinador de Anova y alcalde de Teo

La súbita aparición de Podemos está provocando turbulencias en todas las fuerzas de izquierda, también en Galicia, que intentan abrir conexiones con los nuevos movimientos sociales. El BNG ya anunció el sábado que abrirá sus asambleas locales al conjunto de la ciudadanía en un intento de "ensanchar su base social". Y Alternativa Galega de Esquerdas (AGE) también aboga por seguir expandiénose. "AGE no es suficiente, hay que seguir avanzando", ha declarado este domingo a la Cadena SER Martiño Noriega, coordinador de Anova, la fuerza principal de la coalición junto a Esquerda Unida. Noriega, alcalde de Teo, aboga por buscar para las municipales grandes acuerdos con plataformas políticas y sociales como la que acaba de lanzar la candidatura a la alcaldía de Barcelona de la activista antidesahucios Ada Colau.

Las elecciones municipales de 2015 constituirán, según Noriega, "el momento de hablar no solo con los colectivos partidarios sino también entre la ciudadanía no organizada". "Algo está pasando más allá de la estructura partidaria", señaló el alcalde de Teo. "Y Anova está obligada a seguir con su discurso de frente amplio y de entender que AGE fue una fórmula que se empleó en las elecciones autonómicas y en las europeas, y que ese es un terreno conquistado pero no suficiente. Hay que seguir avanzando". Noriega reiteró en la entrevista radiofónica que no aspirará a la reelección en Teo y que tampoco se presentará para la alcaldía de Santiago.

El número dos de Anova, tras Xosé Manuel Beiras, reconoce que esta formación escindida del BNG tendrá que resolver su "convulsa" situación interna por el rechazo de un sector que pide una orientación más nacionalista y propugna distanciarse de Esquerda Unida. La batalla se dará en una asamblea el próximo otoño, sobre cuyo desenlace Noriega no quiso hacer conjeturas, aunque no ocultó su malestar por la actitud de algunos de sus compañeros: "Estos meses he tenido la percepción en algún momento de volver a aquellas cosas que escuché hace dos años cuando nos fuimos del BNG, pero desde dentro de Anova, los mismos argumentos. Entonces la pregunta es para qué iniciamos un nuevo camino si algunos seguimos en las mismas coordenadas".