Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Consultivo: el ‘caso ERE’ “se disolverá como un azucarillo”

Cano Bueso asegura que la "dilación" en la instrucción "no está absolutamente justificada"

Juan Cano Bueso.
Juan Cano Bueso.

El presidente del Consejo Consultivo de Andalucía, Juan Cano Bueso, se ha mostrado este viernes convencido de que el caso de los ERE "se va a disolver como un azucarillo" cuando llegue a las instancias superiores. El presidente también ha cuestionado la "dilación" en la instrucción de la juez Mercedes Alaya y ha rechazado la teoría del "contubernio" por parte de los aforados.

"Tengo la intuición de que cuando el procedimiento vaya a donde debía de haber ido hace tiempo [en referencia al Supremo y al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía] se va a disolver como un azucarillo, se va a quedar en mucho menos de lo que parece", ha manifestado Cano Bueso durante una entrevista a Efe.

Cano Bueso, que preside el Consejo Consultivo de Andalucía desde 2002, ha explicado que conoce a la mayoría de los políticos implicados, lo que le ha llevado a sostener: "Estoy absolutamente convencido de que jamás se le hubiera pasado por la cabeza, ni se les pasará, hacer un contubernio para delinquir". Cree que ese dolo es difícil de acreditar en el caso de los políticos y en consecuencia "no se podrá acreditar la comisión de ningún delito".

En lo que se refiere a los aforados, como los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, o los distintos exconsejeros, "esto puede quedar en comportamientos administrativos irregulares en la mayoría de ellos", según Cano Bueso. Otra cosa, ha dicho, será el destino de los que "han metido la mano, de los que se han llevado el dinero o los intrusos [personas ajenas a las empresas] en los ERE, que son comportamientos penales".

Aún así, el presidente ha insistido en que el "armazón que ha hecho famosa esta causa, que es la imputación o preimputación de dos expresidentes y algunos diputados, quedara en muchísimo menos". "Podría quedarse en el ex director general de Trabajo Javier Guerrero, y a lo mejor en algún diputado, pero no los expresidentes ni los exconsejeros, y de ninguna manera los ex directores generales de Presupuestos", ha señalado.

Sobre la instrucción de Mercedes Alaya, cree que la "lentitud" está justificada por la exhaustividad de las investigaciones, pero ha afirmado también que "no es una dilación absolutamente justificada" y ha añadido que la "frontera entre la irregularidad administrativa y el ilícito penal en este procedimiento se está saltando con mucha rapidez". "Creo que para subsumir una conducta en el Código Penal hay que acreditar una actitud dolosa", ha apostillado. De hecho, Cano Bueso ha indicado que la instrucción responde a "una especie de causa general para examinarlo todo y ver si buscando se encuentra".