Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madina: “Si pierdo, no daré la lata”

Más militantes que cargos del PSOE en el acto de presentación del diputado vasco en Sevilla

Eduardo Madina junto a Verónica Pérez, en un acto con militantes en Sevilla. Ampliar foto
Eduardo Madina junto a Verónica Pérez, en un acto con militantes en Sevilla.

“Unidad, unidad y unidad”, repitió este miércoles varias veces Eduardo Madina en la presentación de su candidatura a la secretaría general del PSOE, en la sede provincial de la agrupación de Sevilla, la que tiene más militantes de toda España. Un acto al que asistieron alrededor de 200 personas, la mayoría militantes de base, y pocos cargos orgánicos e institucionales del partido. La secretaria general, Verónica Pérez, actuó de anfitriona como también lo hizo cuando estuvo José Antonio Pérez Tapias y lo hará el viernes, con el madrileño Pedro Sánchez.

 No es ningún secreto que el apoyo del poderoso aparato del PSOE andaluz está con Sánchez, aunque oficialmente la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, ha decretado la “neutralidad”. Al diputado vasco le reprochan muchos dirigentes andaluces, sin micrófonos, el haber aguado un congreso de unidad en torno a Díaz, al reclamar la participación directa de los militantes para la elección del secretario general y no haber dado un paso atrás en su carrera a liderar el partido.

No obstante, muchos dirigentes andaluces, que le han avalado, torcieron el gesto ante la defensa que hizo Sánchez en Barcelona de “un federalismo asimétrico” y un “trato fiscal especial” para Cataluña. Esta posición está en las antípodas de lo que siempre ha defendido los socialistas andaluces que piden para Andalucía no más que otras comunidades, pero tampoco menos. Madina recordó que “la única propuesta que hay de partida en el PSOE es la reforma de la Constitución” y que “ese consenso interno se consiguió en parte por la labor de los socialistas andaluces”. El coordinador de la campaña de Pedro Sánchez en Andalucía, el exconsejero Francisco Menacho, eludió dar una opinión hasta hablar con el equipo del diputado madrileño.

“El núcleo de la fortaleza del PSOE son sus 200.000 militantes y cuando pedí la participación directa lo hice a favor del partido aunque otros pensaron que lo hice contra alguien”, dijo Madina. En declaraciones a los periodistas aseguró “no tener ninguna queja” del aparato del partido en Andalucía.

Madina se deshizo en elogios hacia el PSOE andaluz y hacia Susana Díaz, sin la cual “no se puede entender el futuro del PSOE”, señaló. El secretario del grupo parlamentario socialista se presentó como heredero de Ramón Rubial y representante del socialismo vasco. “Sé ganar, pero sé perder”, les dijo a los militantes, “y si pierdo no daré la lata”, prometió.

Eduardo Madina defendió la necesidad de un partido “sólido, creíble”, imbricado con la sociedad. “Ha llegado la hora de repetir lo de 1982”, cuando el PSOE liderado por Felipe González llegó por primera vez en su historia al Gobierno con el respaldo de una amplísima mayoría absoluta.