Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta de Aragón sitúa a la economía vasca “modelo de referencia”

Rudi ensalza en Bilbao la "arraigada estabilidad institucional y social" que ofrece su región

Luisa Fernanda Rudi, durante su intervención en Bilbao.
Luisa Fernanda Rudi, durante su intervención en Bilbao. EFE

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha calificado la economía del País Vasco de "modelo de referencia" en competitividad, capacidad de innovación, enfoque de internacionalización y solidez del tejido productivo. Asimismo, ha apostado por situar a Aragón en la "agenda" de todas las compañías internacionales que quieran desarrollar negocios en el sur de Europa.

Rudi ha tomado parte este lunes en la jornada 'Aragón, una comunidad para invertir' que se ha desarrollado en Bilbao y que ha contado además con la participación del consejero de Economía y Empleo aragonés, Francisco Bono, y los directores generales de Brembo y Novaltia, Benito Tesier y Fernando Castillo.

La delegación aragonesa ha desarrollado jornadas similares ante auditorios empresariales de Madrid, Valencia y Barcelona y, en próximos meses, hará lo propio en Sevilla y Galicia, según han anunciado.

En la cita, la mandataria ha presentado a Aragón como "destino fiable de inversión" al contar con "mimbres suficientes" para aquellas empresas que "quieran labrar un porvenir colectivo de competitividad".

Euskadi es "uno de los emisores principales" de turistas hacia Aragón

Tras incidir en que Aragón es una comunidad "con gran potencial" para desarrollar todo tipo de proyectos empresariales, Rudi ha considerado que el "apoyo a las empresas" es el camino para la recuperación de los niveles de renta, empleo y bienestar perdidos durante la crisis económica.

En su intervención, ha advertido además de que las economías vasca y aragonesa son "muy complementarias" y comparten "rasgos diferenciales con respecto al resto del país" en cuestiones como el peso de la industria o la "arraigada cultura productiva".

"La economía de Euskadi es un modelo de referencia en cuanto a competitividad, capacidad de innovación, enfoque de internacionalización y solidez del tejido productivo", ha manifestado, para añadir que, en estas cuestiones, "el posicionamiento" de la economía aragonesa está por encima de la media del Estado.

Además, ha recordado que Aragón ha sido receptor de "importantes inversiones de empresas de capital vasco", ya que "las excelentes comunicaciones" y la cercanía geográfica convierten, a su juicio, a la comunidad en "territorio de expansión natural y multilocalización para empresas vascas".

En este sentido, ha recordado que Aragón vende servicios al País Vasco por valor de 1.200 millones, solo por detrás de Cataluña y Valencia, mientras que para la comunidad aragonesa Euskadi representa el "segundo mayor proveedor de mercancías, con un volumen de operaciones de 1.300 millones". "El flujo de compras y ventas supera los 2.500 millones", ha añadido. Asimismo, ha destacado que Euskadi es también "uno de los emisores principales" de turistas hacia Aragón.

Por todo ello, ha considerado que ambos territorios "mantendrán e incluso" incrementarán en el futuro los "vínculos y sinergias" de sus respectivas economías.

Según ha defendido, Aragón cuenta con "factores diferenciales" para las empresas como el hecho de ser una región con una "arraigada estabilidad institucional y social", al ser una tierra con "vocación de pactos".

"Tenemos un singular clima de diálogo y cooperación entre gobierno y agentes sociales... la baja conflictividad es un activo diferencial", ha valorado, para añadir que son una administración "seria, rigurosa y fiable". En este contexto, ha reiterado su compromiso con la estabilidad presupuestaria y ha incidido en que durante la presente legislatura "no se ha subido la presión fiscal autonómica". "Somos una de las comunidades con el tipo marginal autonómico de IRPF más bajo y no hemos aplicado el recargo sobre el Impuesto de Hidrocarburos", ha defendido.

Tras incidir en que su Gobierno tiene como objetivo "convertir a la administración en una gran empresa de servicios al servicio de empresas", ha remarcado su apuesta por la simplificación administrativa y por la lucha contra las duplicidades.