Se vende autobús usado de la Empresa Municipal por 9.000 euros

Madrid ha puesto a la venta 75 unidades ya amortizadas pero en perfecto estado para circular

Comprar un autobús al precio de un coche de segunda mano es posible. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha puesto a la venta 75 unidades ya amortizadas pero en perfecto estado para circular, entre los 9.000 euros de los de la marca sueca Scania y los 12.000 de los modelos de Mercedes.

Hasta hace poco circulaban por las calles de la ciudad y nada impide que cualquier persona los compre. La utilidad de tener un autobús de 12 metros de largo de transporte urbano es dudosa, entre otras cosas porque requiere un carné especial, es difícil de aparcar y llenar el depósito es la cuarta parte de un sueldo.

Pero, aparte de la excentricidad de tener un autobús en el jardín, en ocasiones se han usado como ampliación de un local de ocio o como autocaravana. Para estos u otros usos o para el más factible empleo por alguna empresa de transporte pública o privada que quiera ampliar su flota o sustituir autobuses antiguos, la EMT tiene esos 75 vehículos en perfecto estado aparcados en su centro de operaciones de Carabanchel. Se pueden adquierir incluso por lotes mediante negociación directa. Actualmente, la venta es abierta después de que en la última convocatoria de venta sólo fuesen comrpados 15 de los 90 autobuses ofertados, por un importe total de 125.000 euros. Algunos de los autobuses vendidos por la EMT prestan servicio ahora en otras ciudades de España o en países como Ucrania, Cuba o Perú. Tolos vehículos en venta fueron matriculados en 2001 y 2002, cuentan con la ITV en vigor, han pasado las revisiones obligatorias, tienen los impuestos y el permiso de circulación al día y sólo les falta el seguro, que deberá contratar el nuevo propietario.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS