Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo decide si Pedro Pacheco va a prisión

La sala celebrará una vista en la que puede confirmar o revocar la condena de cuatro años y medio de cárcel y ocho de inhabilitación que dictó la Audiencia de Cádiz

El futuro inmediato del exalcalde de Jerez Pedro Pacheco se decide esta semana. El Tribunal Supremo debe determinar si el histórico líder andalucista entra en prisión. La sala celebra el miércoles una vista en la que puede confirmar o revocar la condena de cuatro años y medio de cárcel y ocho de inhabilitación que dictó la Audiencia de Cádiz para el político por colocar en sociedades municipales como asesores a dos compañeros de partido sin que haya constancia de que hicieran trabajo alguno.

Pacheco fue declarado culpable hace poco más de un año de la comisión de dos delitos: prevaricación y malversación. El primero no conlleva prisión, pero sí el segundo. Es decir, la pena de cárcel no castiga que la contratación de los compañeros de partido se hiciera sin concurrencia ni publicidad, de espaldas al pleno y a los consejos de administración de las sociedades en las que fueron fichados, sino que ambos asesores cobraran más de 200.000 euros sin que, según la Audiencia, “haya quedado acreditado que realizaran servicio alguno”. De cómo el Supremo valore la comisión del delito de malversación dependerá que el veterano dirigente tenga que pasar en prisión los próximos cuatro años o la condena se limite a una inhabilitación absoluta que ponga punto y final a una trayectoria política de 34 años.

A la espera del fallo, Pacheco ya está apartado del Consistorio que gobernó seis mandatos consecutivos. El 28 de junio de 2013 el gobierno municipal de Jerez (PP) aprobó su cese como concejal del Foro Ciudadano. El PP, sin el apoyo de la oposición, aplicó la reformada ley electoral que, desde 2011, impide que un edil inhabilitado pueda permanecer en el cargo sin necesidad de que exista una sentencia firme.

El entorno de Pacheco no espera una revocación total de la sentencia, pero sí cree posible que el Supremo pueda evitar su encarcelamiento. Califican la sentencia de excesiva y, como ya hiciera el propio exregidor en público, enumeran de corrido los casos de políticos que están en libertad por delitos y casos aparentemente más sangrantes. “Quieren cargar sobre mis espaldas todos los casos que son actualidad en este país. Soy al parecer Bárcenas, Gürtel, Matas, Urdangarin”, manifestó el político jerezano el 14 de mayo de 2013, el mismo día en el que se hizo pública la sentencia condenatoria.