Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los servicios sociales de Sevilla avalan la actuación de Fomento en La Utopía

Cortés acusa a Zoido de “mentir” y “denigrar” a las 17 familias que solicitan el realojo

La policía desaloja a vecinos de La Utopía, el 6 de abril en Sevilla. Ampliar foto
La policía desaloja a vecinos de La Utopía, el 6 de abril en Sevilla.

El realojo de las familias de la corrala La Utopía en Sevilla, un inmueble propiedad de Ibercaja que llevaba dos años vacío cuando fue ocupado en mayo de 2012, provocó el pasado abril la mayor crisis en el Gobierno de PSOE e IU en lo que va de mandato. Este martes, se hizo público un informe de los servicios sociales del Ayuntamiento de Sevilla que acredita que ocho de las 17 familias desalojadas se encuentran en una situación “de vulnerabilidad o de riesgo”, mientras que para otras siete su situación es aún peor: “deficitaria o de exclusión social”. De los dos casos restantes, en uno de ellos aún no se ha completado el proceso para emitir un dictamen y en el otro, la familia no está empadronada en la ciudad, por lo que no tiene derecho al realojo, según el Ayuntamiento.

“Los informes sociales actualizados avalan plenamente el proceso de realojo iniciado el 9 de abril, que ahora tendrá lógica continuidad en los términos establecidos por el acuerdo del Gobierno andaluz [con el que se saldó la crisis el 12 de abril]. Ha sido y continuará siendo un realojo impecablemente justo y legal”, aseguró este martes en un comunicado la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quien añadió que su consejería completará el realojo que nueve familias esperan desde abril.

La decisión de la consejera, de Izquierda Unida, de realojar a ocho familias provocó una grave crisis en el Gobierno de coalición andaluz. La presidenta, Susana Díaz, retiró a Fomento las competencias para adjudicar vivienda protegida pero, en poco más de 24 horas, se las devolvió; tras firmar un acuerdo en la madrugada del 12 de abril por el que las familias a las que Cortés había entregado llaves para que se alojaran provisionalmente en pisos sociales podían “permanecer en los inmuebles en los que han sido realojados de forma transitoria hasta que, con carácter urgente, los servicios sociales comunitarios ratifiquen su situación y acrediten el riesgo de exclusión social”, dice el documento.

La Utopía, en datos

  • 16 de mayo de 2012, una treintena de familias, impulsadas por el movimiento 15-M, ocupan un inmueble propiedad de Ibercaja en la avenida Juventudes Musicales.
  • Se suceden las negociaciones entre las familias, la Consejería de Fomento y Vivienda, el Defensor del Pueblo andaluz, el Ayuntamiento e Ibercaja.
  • Fracasa la oferta del banco de un alquiler social. La entidad financiera pide el desalojo.
  • El 6 de abril de 2014, la policía desaloja a 22 familias. La mayoría acampa ante las puertas del Ayuntamiento para pedir una vivienda.
  • El 9 de abril, Fomento entrega ocho llaves para el realojo provisional de los casos más necesitados.

“Queda demostrado que la actuación de IU ha sido impecable. No ha habido ni delito, ni injusticia, ni salto en las listas de espera. ¿Hacía falta tanto teatro?”, dijo este martes Antonio Maíllo, coordinador de IU de Andalucía, en referencia a la crisis entre los socios de Gobierno. Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, que pasó ayer de puntillas por el enfrentamiento con IU, lamentó los términos que está usando el Ayuntamiento para referirse a la situación de estas personas.

Para Elena Contreras, una de las realojadas por Fomento, el Ayuntamiento ha desoído la petición de urgencia de la Junta. “Ha sido un proceso más largo de lo que esperábamos, el Ayuntamiento no ha dejado de poner trabas y retener los informes. No es cierto que las familias no hayamos acudido a los servicios sociales. Entre mediados de abril y mediados de mayo, todos hemos pasado por la unidad que nos correspondía en cada distrito, pero a algunos les daban cita hasta 15 días después para presentar los papeles”, explica Contreras.

Toñi Rodríguez, otra de las vecinas de la corrala, y su hijo de 14 años viven en casa de una hermana de la mujer en espera de que le otorguen una vivienda. “Estoy loca de contenta. Más vale tarde que nunca. Espero que ahora el Ayuntamiento, que tiene tantos pisos vacíos, siga el ejemplo porque, de verdad, no hay dinero”, explica Toñi, limpiadora en paro desde hace dos años.

“Hasta el último segundo, incluso cuando ya sabían que los informes avalan plenamente el realojo y el trabajo del Gobierno, el alcalde [Juan Ignacio Zoido] y la concejal Dolores de Pablo-Blanco han seguido mintiendo y denigrando a estas familias, con menores a cargo y en situación de grave dificultad”, denunció Cortés.

“Si el Ayuntamiento tuviera la más mínima intención de resolver las necesidades de las 300 familias que tiene baremadas a la espera de una vivienda, pondría a su disposición las 528 casas vacías de Emvisesa”, añadió Cortés.