Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me preocupa la violencia con la que se está tratando al PP en campaña”

El candidato valenciano de los populares defiende su gestión en los gobiernos de Camps

Esteban González Pons, este miércoles, antes del mitin del PP en Valencia.
Esteban González Pons, este miércoles, antes del mitin del PP en Valencia.

Esteban González Pons (Valencia, 1964) será portavoz de los populares españoles en el Parlamento Europeo (PE). Secretario de Estudios y Programas del PP figura como número dos de la candidatura, tras Miguel Arias Cañete. Este miércoles participó en el mitin central del PP en Valencia, en el que intervino el presidente Mariano Rajoy.

Pregunta. Usted siempre ha hecho gala de valencianía. ¿Qué cuestiones valencianas defenderá en el Parlamento Europeo?

Respuesta. Principalmente, las que tienen que ver con la agricultura, la industria y la pesca. Y también las que tienen que ver con las tradiciones culturales. Creo que en Europa se deciden muchas cosas que nos afectan, que van desde la caza del parany a los fuegos artificiales, pasando por la importación de cítricos de terceros países o determinadas prohibiciones de pesca.

P. ¿El corredor ferroviario mediterráneo será prioritario para usted, por delante del corredor central?

R. Nosotros apostamos por el corredor mediterráneo y también por el central. El mediterráneo lleva ventaja, porque es prioritario para la Unión Europea (UE) y tiene que realizarse antes que el corredor central, pero no renunciamos a que toda España esté vertebrada. Del corredor mediterráneo me preocupa la deriva independentista de Cataluña, que puede llevar a que la UE se replantee finalmente si lo financia o no, porque no creo que tengan mucho interés en invertir en una infraestructura si ésta se va a perder.

“Pasaron cosas que no nos gustan, pero Valencia estaba en el mapa mundial”

P. En su día se pronunció en contra las prospecciones petrolíferas en el golfo de Valencia. ¿Llevará al PE alguna iniciativa contra estas prospecciones?

R. Creo que fui el primero que se enfrentó a las prospecciones petrolíferas en el golfo de Valencia. En el año 2007 encendí la luz de alarma y muchos de la izquierda, que hoy son grandes opositores a las plataformas petrolíferas, se burlaron. No me he movido. Me opuse como conseller, como diputado nacional y me opondré como eurodiputado. Creo que el oro negro nunca vale lo que el oro verde de la ecología y el turismo.

P. ¿Piensa lo mismo del fracking?

R. Depende del cómo y el dónde. No en todas partes conviene hacer fracking. Hay lugares donde  lo que se pierde vale menos de lo que se obtiene. Hay sitios de la Comunidad Valenciana donde yo nunca autorizaría el fracking y si lo autorizan me opondré.

P. Formó parte de un Gobierno, el de Francisco Camps, al que la UE llamó la atención por sus prácticas urbanísticas. El Consell de Alberto Fabra ha remozado toda la legislación urbanística que dejaron. ¿Minusvaloró entonces las recomendaciones de la UE?

R. En aquel momento me opuse a que la imagen de la Comunidad Valenciana se arrastrará por el suelo ante las instituciones europeas, pero también me opuse al urbanismo salvaje. Todo el mundo recuerda que fui el conseller sandía porque paré todos los grandes proyectos urbanísticos que encontré al llegar a la Consejería de Territorio y promoví la declaración del parque natural del Turia y la protección de la huerta. Alguna vez he pensado que mi no continuidad como conseller tuvo que ver con mi intransigencia respecto a los grandes proyectos urbanísticos.

“Apostamos por el corredor ferroviario mediterráneo y por el central”

P. ¿Cree ahora que tendría que haber hecho más caso a las recomendaciones de la UE?

R. Habría defendido la autonomía exactamente igual. A mí me parece que cada Administración tiene que estar en su sitio y aunque las recomendaciones de la UE sean muy importantes, no aceptaré nunca que el nombre de la Comunidad Valenciana se ensucie por razones políticas.

P. Formó parte del Gobierno valenciano en la época de la burbuja inmobiliaria y los grandes eventos. Y ello propició los casos de corrupción y despilfarro. ¿Ha hecho la autocrítica necesaria?

R. Aquella época tuvo sus luces y sus sombras, sus éxitos y fracasos. Creo que ahora solo vemos lo peor y cuando tengamos perspectiva nos daremos cuenta de que en aquel momento fuimos grandes. La Comunidad Valenciana llegó a ser muy importante y es una pena que todo, o gran parte de lo que entonces conseguimos, no se haya podido mantener. Es verdad que pasaron cosas que no nos gustan, pero pasaron otras de las que podemos sentirnos muy orgullosos. Valencia estaba en el mapa mundial.

P. ¿Endurecería las medidas contra la corrupción?

R. La corrupción no es de izquierdas ni de derechas. No hay ningún partido que pueda decir que no tiene, y no tendrá, corruptos. Si alguien quiere corromperse, al final se corromperá. Lo que tenemos que garantizar es que pillaremos a los corruptos y en ese sentido cada vez tenemos más controles y garantías. Hemos aprendido todos la lección.

“Pasaron cosas que no nos gustan, pero pasaron otras de las que podemos sentirnos orgullosos”

P. El PP ha hecho una campaña electoral de perfil bajo.

R. Yo diría que no hemos conseguido hacer una campaña de perfil alto. La UE no es de las cosas que más interesan a los españoles y hemos fracasado en la tarea de explicar que votar al PE es tan importante como hacerlo en unas municipales o unas generales. La abstención nos preocupa muchísimo porque es deslegitimadora del sistema. Pido el voto aunque no sea a mi partido, aunque sea en blanco.

P. ¿Le preocupan las amenazas de las redes sociales?

R. En las redes sociales hay lo que hay en la calle, solo que un poco más exagerado. Me preocupa la violencia con la que se está tratando al PP en esta campaña electoral y que no reciben el resto de partidos políticos. Hemos sufrido ataques a sedes, algún ataque personal, insultos, amenazas, humillaciones… es injusto y pervierte la democracia que uno solo de los partidos políticos sea perseguido por los violentos y los demás no. No debería serlo ninguno.

P. Enric Morera se queja de que solo se investigan las amenazas al PP y no las que afectan a partidos de izquierda.

R. Siempre que Morera ha sufrido una amenaza me he solidarizado con él. En privado y en público. Cuando yo he sufrido amenazas y agresiones, los de Compromís jamás se han solidarizado conmigo. El primer paso para que todos seamos iguales es que entendamos que todas las agresiones son iguales, se produzcan contra quien se produzcan.

P. ¿El resultado de las europeas condicionará las autonómicas?

R. Creo que el resultado de las europeas va a ser parecido al de las últimas autonómicas. Y también al de las próximas autonómicas. No creo que el PP vaya a perder su posición de partido mayoritario.