Cotino aplaza la sanción a Oltra y la oposición pide que dimitan

El PP gana tiempo hasta que pasen las elecciones europeas

El presidente de las Cortes, Juan Cotino, durante un pleno.
El presidente de las Cortes, Juan Cotino, durante un pleno.TANIA CASTRO

Juan Cotino, presidente de las Cortes Valencianas, decidió este martes improvisar en el conflicto de la diputada de Compromís Mònica Oltra y aplazó a la semana que viene, una vez celebradas las elecciones europeas, cualquier decisión sobre una eventual sanción por haberse negado a su expulsión durante el pleno del pasado 8 de mayo. Para ello, invitó a Oltra a que presente por escrito su versión del incidente antes del lunes día 26.

La diputada dijo sentirse indefensa porque, si se trata de la apertura de un expediente, tendría que conocer cuál es la sanción que se propone y quién el instructor, pero el portavoz parlamentario del PP, Jorge Bellver, precisó poco después que no se trata todavía de un expediente y que “no rompe en absoluto la posibilidad de que en un futuro pueda presentar alegaciones”.

La maniobra de Cotino mantiene de momento al margen a la Mesa de las Cortes, que es, según el Reglamento, la que tiene que formular una eventual propuesta de sanción que tendría que ratificar un pleno de la Cámara celebrado a puerta cerrada. En declaraciones a los medios tras finalizar la reunión de la Mesa, explicó que ha informado a este órgano y “ahora procede dirigir una carta a la diputada para que ella en un plazo de tiempo diga lo que crea oportuno”.

“Blanco: Cotino es un peligro para las Cortes y para la democracia”

El presidente de las Cortes argumentó que “no se ha puesto una sanción” a la portavoz adjunta de Compromís “porque la Mesa, antes tiene que oír la versión de la diputada”. Sin embargo, la iniciativa la adoptó unilateralmente el presidente sin que lo acordara la Mesa. En su escrito, Cotino da a Oltra hasta el día 26 para que exponga por escrito, “si es su voluntad, su propia versión de los hechos referenciados". “Ello”, añade la resolución, “sin perjuicio de lo establecido en el reglamento de las Cortes en lo relativo a la disciplina parlamentaria (artículos 98, 101.1.3 y 104)”.

El artículo 101 prevé la “suspensión temporal de la condición de diputado” para el supuesto de negarse a abandonar el pleno tras ser expulsado. El 8 de mayo, durante la sesión de control al jefe del Consell, Alberto Fabra, el presidente de las Cortes apercibió en tres ocasiones a Oltra y ordenó su expulsión, pero la diputada se negó a dejar el hemiciclo y alegó que no había oído los avisos porque en ese momento estaba enzarzada en reproches dialécticos con parlamentarios del PP. Cotino suspendió el pleno, que se retomó a la semana siguiente sin que se permitiera a Oltra participar en la sesión. En los pasillos de la Cámara, la diputada se mostró convencida de que no será sancionada por una acción que defendió como un acto de “rebeldía democrática” contra “el abuso de poder” del PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras conocerse la postura de Cotino, Oltra declaró a los periodistas que ya explicó su posición y que su grupo planteó que el pleno se volviese a retomar en el punto en el que ella fue reprendida sin que le resultara audible. “El PP lo que ha hecho es retrasar a después de las elecciones la resolución. Una vez más se utiliza en beneficio propio una Mesa de las Cortes que debe estar centrada en el control de la legalidad”, manifestó.

“Ningún expediente se puede iniciar sin que se anuncie cuál es la propuesta de sanción al afectado”, comentó Oltra, que reiteró: “Nosotros aceptamos la autoridad pero no el abuso de poder”. Y criticó con dureza al presidente de las Cortes, del que dijo que “no tiene capacidad ni legitimidad”. Sobre la fecha límite para exponer su versión exclamó: “¡Qué casualidad! Un plazo que no está establecido. Se lo han inventado. Yo también estoy en campaña”.

Torres: “El presidente es un títere en manos del Grupo Popular”

Los portavoces de la oposición pidieron la cabeza de Cotino tras la Junta de Síndics. Ignacio Blanco, de Esquerra Unida, explicó que su grupo ha presentado un recurso de reposición para que el PP permita tramitar una petición de comparecencia de Cotino en comisión a fin de que explique sus gestiones en la organización de la visita del Papa en 2006, cuando era consejero de Agricultura."Cotino es un problema para las Cortes y para la democracia valenciana”, señaló el diputado que pidió su dimisión y añadió que debería darse “carpetazo” al conflicto de Oltra.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, acusó al PP de “rayar la prevaricación” en algunas de sus decisiones. El dirigente de la coalición aludió a que no se adoptan medidas contra Francisco Camps y Rita Barberá por sus reiteradas ausencias de los plenos, pese a que lo recoge el reglamento. Tras apuntar que incluso podría llevar la cuestión a la fiscalía, Morera adelantó que Compromís recurrirá la sanción si finalmente se le aplica a Oltra. “El Código Penal y la Constitución están por encima del Reglamento de las Cortes”, advirtió tras asegurar: “Estamos hartos de una presidencia que actúa de forma arbitraria, partidista y poco equitativa”.

“El presidente es un títere en manos del Grupo Popular, o del señor Font de Mora [vicepresidente de las Cortes], que a la sazón dirige la campaña del PP en la Comunidad Valenciana”, proclamó el portavoz socialista, Antonio Torres, quien denunció que, por segunda vez, se ha intentado “manipular” un acta de la Junta de Síndics, ya que la del día 8, vista ayer, no recogía la petición que formuló él mismo, tras visionarse el incidente, de retomar el pleno de las Cortes y ofrecer la oportunidad a Oltra de que acatara los avisos que aseguraba no haber oído. Entonces fue el portavoz popular, Jorge Bellver, quien se negó a que eso ocurriera, explicó Torres, que añadió que el PP busca “criminalizar a Compromís y a la diputada Mònica Oltra”. "El señor Cotino no debe seguir como presidente", sentenció.

Bellver dijo que Torres rebasa "todos los límites" al denunciar la manipulación del acta y se burló de que “defienda a su líder Mònica Oltra”. El portavoz del PP, que criticó “el egocentrismo” de la diputada, indicó: "No da lo mismo cumplir las normas que ignorarlas a conveniencia; respetar la instituciones que despreciarlas; ser respetuoso o ser maleducado, y cumplir la ley que no cumplirla”. Sobre la posible inconstitucionalidad del artículo que se le podría aplicar, que fija la “suspensión temporal de la condición de diputada”, comentó: “La constitucionalidad no la marca la señora Oltra”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS