Los militantes de IU en Rivas eligen a Del Cura como alcalde

El coordinador fue el único candidato para suceder a Masa El sector crítico con el futuro regidor tilda la votación de “asalto al poder”

Pedro del Cura.
Pedro del Cura.ÁLVARO GARCÍA

La elección de Pedro del Cura para suceder a José Masa, alcalde los últimos 11 años, fue el último paso de la bronca que desde hace siete meses enfrenta a Izquierda Unida en Rivas Vaciamadrid, el Ayuntamiento de mayor tamaño que la formación gobierna en España. A cada día que pasa, el espectáculo incrementa las opciones del Partido Popular de pretender una plaza que hace un año sonaba a utopía en Génova. El peculiar reparto de votos en las urnas en función de las elecciones que sean (en las últimas municipales barrió IU, y el PP hizo lo propio en las generales y también quedó primero en las autonómicas) amenaza a la formación de Cayo Lara con quebrar, en mayo de 2015, 24 años de poder ininterrumpido de IU.

La elección del coordinador municipal de IU —con el 99% de los votos a favor— no fue ninguna sorpresa, sino todo lo contrario. Como era de esperar, Del Cura fue el único candidato que se presentó a la votación que convocó el Consejo Político de la agrupación de Rivas, la más populosa del país, con 300 militantes. A falta de que la semana que viene sea investido regidor, fue el punto culminante de una bronca que comenzó el pasado noviembre con un informe de la Cámara de Cuentas de 2010 y 2011 que advirtió un desajuste contable de 20,9 millones de euros en la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), además de la depreciación en la valoración de una parcela por un valor de 11 millones.

Los desencuentros internos desembocaron en un referéndum en enero en el que los militantes, con Del Cura al frente, exigieron la dimisión de Masa. Al igual que entonces, un número relevante de la agrupación, del lado de Masa, no acudió a la votación. El sector partidario del regidor dimitido calificó la convocatoria de “fraude electoral” y de “asalto al poder” con el que Del Cura aspira “ser alcalde sin pasar por las urnas”.

Previamente, el portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, manifestó que el nombramiento del nuevo alcalde supondrá la vuelta al “funcionamiento normalizado” del municipio. “Cada afiliado ejercerá su derecho al voto y, si el elegido es Pedro del Cura, será porque la gente así lo haya querido”, expresó Gordo.

Y dentro del baile de representantes de IU que ha sufrido la corporación de Rivas en las últimas semanas, Luis Miguel Sanguino tomó posesión como concejal de la agrupación en el pleno extraordinario de ayer, en lugar de José Manuel Castro, que el pasado marzo renunció como edil. Castro, líder local del PCE, presentó unos días antes de su dimisión una denuncia contra la Corporación municipal y la Empresa Municipal de la Vivienda.

La querella, admitida a trámite, también iba firmada por otros cuatro miembros del PCE, entre ellos, Sira Abed, que compatibiliza su puesto como concejal en Rivas con el de cargo de confianza de la vicealcaldesa de Fuenlabrada, Teresa Fernández, la esposa de Miguel Reneses, diputado regional y secretario de Organización de IU Federal. La denuncia se basaba en el informe de la Cámara de Cuentas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50