Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas vibraciones, personajes inventados

El brillante trompetista Ambrose Akinmusire encara la recta final del festival 1906 en Valencia

El trompetista californiano Ambrose Akinmusire.
El trompetista californiano Ambrose Akinmusire.

 La actuación de Ambrose Akinmusire en el Jimmy Glass Club esta noche es, a priori, una de las más atractivas del cuatrimestre en el ámbito jazzístico. El trompetista, que estuvo en enero como miembro del Smiling Organizm del saxofonista Zhenia Strigalev, lidera ahora un cuarteto con tres músicos nuevos en esta plaza: el pianista Sam Harris, el contrabajista de origen indio Harish Raghavan y el baterista Justin Brown. Este cuarteto encara la recta final del festival 1906 en Valencia, que concluirá el 3 de junio con el trío gallego Sumrrá.

Considerado por no pocos como el trompetista más brillante aparecido en la escena jazzística en la última década, tras su rodaje en el Steve Coleman Five, Akinmisure a su espectacular y personal técnica ha sumado en los últimos años la ambición compositiva, plasmada con acierto en el reciente álbum The Imagined Savior Is Far Easier to Paint, tercero como líder que presenta actualmente en gira.

Si el anterior disco, When the Heart Emerges Glistening, versaba sobre si mismo, es decir, sobre las cosas que había experimentado y había intentado cambiar o aceptar acerca de si mismo -en sus propias palabras- el último álbum se inspira en las cosas de fuera. Es decir, “la gente que conozco, los documentales que he visto, los personajes que he inventado”, aclara el trompetista californiano, que hace dos años ya fue considerado por la prestigiosa revista Downbeat como trompetista del año.

En 2007 ya había ganado la Thelonius Monk Competition y el concurso de trompeta Jazz Carmine Caruso.

Con los 32 años recién cumplidos el Día del Trabajo, Akinmusire ha sabido superar los abundantes elogios recibidos desde tempranos estadios de su carrera con la maduración de un estilo libre de ataduras y una tranquila exploración de nuevos territorios a la altura de sus ambiciones creativas.